Capplannetta y su swing tropical

Debo confesar ahora, aquí, que no puedo vivir sin el swing tropical, añoro músicas como Nickodemus, o como Calle 13, ahora Residente, el gran Compay Segundo, Camarón de la Isla, Wilson Manyoma, y muchos otros salseros y flamencos con el swing tropical. Echo de menos las discotecas de rumba, pero bueno, también son otros tiempos. Tengo preparados mis zapatos, mi vestimenta, mi otra sentimentalidad, todo parecido a Último tango en Paris, la película más exótica que han visto mis ojos. O por ejemplo, Apocalypse Now, es curioso, en las dos sale Marlon Brando, el gran Marlon, qué gran actor, su madre y su padre eran alcohólicos, también, como yo, engordó de mayor. Tengo ganas de coger un avión hacia algún lugar, estos pensamientos que tengo ahora, me fluyen como colibríes de colores. No podría vivir sin música, a lo mejor sin libros tampoco, pero con lo que no podría vivir es sin la voz de mi madre, es tan bella mi Mamicap…Ah, por cierto, ahora escucho Swing tropical, es Rokia Traoré, voy a ver en Google quién es…, ah, ya, es compositora, guitarrista y cantante maliense, es maravillosa, nació en enero del 1974, mira, me lleva tres meses. Es guapa, muy guapa. La canción que escuchaba se llamaba Laidu, es realmente una maravilla. Tiene que ser bonito África, aquí son ahora las 00:12h. La hora perfecta para irse a dormir, adeu, Bona nit. Quizá sueñe con África, ¡chachi!