Archivo de la etiqueta: prosimetrum

Locura (PROSIMETRUM)

La locura te persigue adentro y persiste afuera. Un hombre loco con la locura sin esperanza ni Dios. Un hombre está solo, tan sólo, con su condición. Un hombre puede ser estorbo, un ogro y un depredador. Un hombre que está solo si es bueno a la oscuridad no teme, ni le asalta sinsabor. Un hombre loco dejó su alma en su corazón, el corazón se lo robó el destino, el corazón bombea sangre en la hemorragia del lento dolor. Hay hombres tontos que te perturban sin ninguna razón, hay hombres listos que te hacen el avión. Los hombres son la misma cosa, las mujeres una bendición, el amor es todas las cosas hermosas que das sin interés sin mala intención. La locura a veces se cura, la imbecilidad no. Hay hombres buenos en el mundo, esos son los que quiero yo. Que te dejan la paz en lo profundo y se entregan a la amistad sin ningún temor. Hay teoría más práctica que ver la televisión. Existe el cine, la poesía y el amor, están los hombres buscando lo que ya han encontrado, los libros, la escritura, el milagro. La risa como música, respirar a pleno pulmón. Yo no creo en la locura, tengo una sola voz. Esa que oigo yo solo, la que templa y me da vigor. Dormir, comer y follar son placeres de sueño, sabor, y orgasmo como colofón. Saturan las hienas que parecen reír y llorar, que son carroña, eso son. Hubo una vez un loco que le preguntó a Dios, señor, devuélveme mi paraíso y perdió la razón. Un hombre se consuela con aquello que pidió perdón, aunque puedo intuirlo, aunque tenga mi solitaria voz. Yo soy ciudadano del mundo, soy lo que quiso el Señor. La desdicha es para el desdichado, y para el pecador la tentación. Soy mi callada penúltima canción.

Humanos

¿Qué tendremos los humanos, qué tenemos los humanos? Pues a pesar de lo que nos pesa andamos y andamos, andamos y tropezamos, aprendemos mientras caminamos, nos miramos, nos vemos y nos amamos. Nos emocionamos, una balada cantamos en este baile de vida y muerte bailando. Los humanos duramos mientras sonamos. Los humanos somos fuente, peregrinos y adoramos a alguien que no conocemos, por escritos, pergaminos y legajos sabemos que lo sagrado es un hecho cuando estamos bien acompañados, ¿qué tendremos los humanos, qué tendremos los humanos? Que somos tan diferentes y a la vez somos primos y casi hermanos, en este mundo hay payos, negros, árabes, gitanos, indios y asiáticos. En este mundo hay conocidos y extraños, ¿qué tendremos los humanos, qué tendremos los humanos? Pues sabemos lo que queremos pero a veces no lo logramos. Los humanos somos budistas, hebreos, musulmanes y cristianos. Todos bajo un mismo Dios a veces en la vida luchamos mientras sudamos, sudamos y respiramos, hidrógeno y oxígeno, ¡qué somos seres humanos! Hay buenos y malos. Poco importa la raza, la religión o si pecamos, poco importa la baza, la canción y el simulacro. Pues la vida es milagro en ensayo. Un ensayo general que ataviados. Hasta el día del estreno, en el secreto nos amamantamos. Pues la gloria no sabe a nada, gozamos también lloramos, amar es vivir y pasar buenos ratos, la vida puede ser un lastre, una puñalada en el costado, puede ser que los humanos la mayoría desnudos estamos. ¿Qué tendremos los humanos, qué tenemos los humanos? Vamos besando manos, porque lo malo en vida pagamos, vamos caminando y amamos, porque el amor es lo más puro que en los días atravesamos. ¿Qué tendremos los humanos, qué tenemos los humanos? Pues somos raíz, también tallo, somos flor, polen y afloramos. De estar vivos nos alegramos mientras todos soñamos. Somos andando.

Prosimetrap

Prosimetrap es un poemario que parte desde la coherencia y tiene su trazo en un estilo poético que está en desuso aquí en España. Pero tiene su semilla en la poesía italiana. PROSIMETRUM es el estilo poético utilizado. Y traducido del latín al castellano lo podríamos traducir como prosa poética, pero es más que eso. Es una manera de sentir. Se rima en serventesio, en décimas y también poesía en prosa. A modo de breve relato. O relato poético, mejor decir. Es poesía con una métrica sin ser métrica, sé que esto es contradictorio, pero es prosa, una prosa sin límite ni métrica de ningún tipo. La idea de Prosimetrap me viene de hace años. Empecé a usar el PROSIMETRUM de manera inocente. Sin conocer que era un estilo poético. Fue primer encuentro en un poemario llamado Rima-Pop, que es un cancionero. Escribí un poema en PROSIMETRUM no demasiado extenso y llamado España, país de picaresca. Y me dio buen resultado. Fue mucho tiempo después que manteniendo una correspondencia electrónica con un poeta amigo, Manuel Lacarta, me dijo que aquello que yo había escrito se llamaba PROSIMETRUM. Y de ahí y del Movimiento artístico multidisciplinar Aftertrap lo titulé de la manera que pueden ver. Es importante decir que la segunda parte es un poemario de versos blancos o no rimados, y prosa poética. Les invito a que lo lean y lo disfruten. Pronto será 23 de abril y si quieren regalar para Sant Jordi un libro inusual aquí en España acérquense a Prosimetrap. Es un libro completo. No les dejará indiferentes. Es un poemario trabajado con sumo cuidado, y es una nueva manera de hacer poesía en España con musicalidad definida y sentido de la elegancia en el lenguaje. Está dedicado a niños mayores de edad.

Capplannetta y Prosimetrap

He escrito un poemario que publicaré en breve. Se llama PROSIMETRAP y linda con la narrativa, el verso rimado, la poesía en prosa y el prosimetrum. La idea del prosimetrum hace años que la vengo practicando. Pero como esta vez, nunca. He rimado en serventesio, he rimado en décimas, y otros poemas en verso que riman algunos y otros son de estilo libre o versos blancos. La idea de Prosimetrap se la debo a mi amigo poeta Manuel Lacarta y a mi compañera Margarita Bokusu Mina. Esto es parte del Movimiento Aftertrap, es un movimiento artístico y una excusa perfecta para que la gente rehabilitada olviden las drogas de manera creativa y artística. El libro estará publicado en ebook. Rimar, si se hace con astucia y cada cual tiene su manera de hacer…, rimar no resulta cacofónico. Pero el inconveniente es que nadie cree en la poesía rimada. Ahora todo se presenta sobre la tarima de las imágenes y metáforas o aforismos brillantes e ingeniosos. No digo que haya mala poesía en España, pero todo o casi todo es verso libre. El único poeta que conozco que se atreva a rimar es Rafael Sarmentero, y lo hace bien. En una entrevista que le hice para un especial de Nevando en la Guinea él mismo predijo que el futuro de la literatura está en la auto publicación, cosa que no me extraña, porque en este mundo de poetas y escritores si no eres conocido o tienes una cierta reputación no te publican las editoriales. Yo cuando escribo un poema me dejo llevar por la cadencia, es como entregarse por entero a una mujer hermosa. Pues como decía la saga de los Montoya: —Son las mujeres que se colman de aires cuando ellas quieren. Y es verdaderamente una manera excelente de catalogar a la mujer cuando ésta baila, cuando se pone sus mejores galas, o cuando se entrega al arte amatorio. Lástima que a algunas no se las tenga en cuenta como merecen. Pero, ¿qué decir? C’est la vie.

Capplannetta luz y sombra (PROSIMETRUM)

Y tú tendrás un altar, y una estatua hecha con besos y reinarás sin mí, porque el mundo ya no es nuestro. ¡Ay! Tú eres luz y yo soy sombra. Recuerdo aquellos días en que venían de todas partes a ver mi luz de miscelánea sola, y un camaleón atrapaba arañas, también alguna mosca. Un retrato tengo de ti, un retrato que jamås se borra. He sido el tonto que la fiesta abandona, esa fiesta que ni me espera ni me asombra. Conozco las reglas del juego, un lobo viene a mí sin tu amor que fue una broma. Las bromas tienen gracia pero la ingratitud no se perdona. Y tú tendrás un altar, con tu vestido de novia, yo me moriré solo, porque todo el mundo sobra. El placer es muy caprichoso, a cualquier matarranas se otorga. Y tú tendrás un amor, pero como es mío palidecerán las orquídeas rosas. He sido bueno contigo, he sido bueno entre mil oscuras sombras, he visto dos diminutos pajaritos en la aurora caprichosa, he visto una jauría que destroza. He soportado la derrota, puder ser rey de América y lo cambié por honra. No por el detalle de perder, sino porque en América aprecian la derrota. Tengo mi corazón embargado, la plegaria en bancarrota. Quizá algún día te des cuenta que fuiste negra rosa que cuando aman ahoga. Un yunque en las fraguas me menciona, también los amigos de antaño, también me dejaron comer noches peligrosas. Yo tendré una excusa, una canción tonta, tendré un mañana de música y verdades en cada costra. Soy soledad a quemarropa, soy pecata minuta y también lisonja. Las palizas que me dieron mi corazón no las perdona. Tal vez no sea poeta, ni antes ni después ni ahora. Y tú tendrás una luz de luna en la que la sombra es un rival que me dice quiénes sobran. Te mostré blancas las cosas, porque tú tendrás un amor y un pañuelo de luces y mariposas. Ten cuidado con mi rabia, es la rabia que se acota. Yo no quiero gente como tú, quiero familia. A mis padres, a mis sobrinos y mí voluntad rota. Tengo el alma hecha pedazos. Y tú tendrås un hogar, un hogar y misericordia. Yo tendré la noche solitaria y las horas que me acompañan tan solas… no quiero nada tuyo. Me acostumbré caminando descalzo por ahora.

Capplannetta del ayer al hoy

Con tu lengua rasposa de gato me dabas medicamento oral y yo guarique mejor necesitaba. La sequedad de tu boca consiguió resguardar y que un caracol se metiera en su rosca de nácar. Yo nunca pensé que un Adán castrado era el espíritu que a mí me esperaba. La lluvia afuera era mi escena de hombre que dominaba la lengua única que placer te otorgaba. Lo que no llegó ayer llegaría mañana, pues como mujer de tu grande espalda mi lívido no inspiraba. Medicación oral a deshoras me encerraba. Un poeta debe ser el pájaro silvestre que se posa en todas las ramas. Y en tu camino de flor desflorada nunca me puse un sombrero y tu camino era de agua y solo agua. Por esa razón respeto el secreto que de ti me alejaba, pues pocas veces llegué a la cumbre, la cumbre donde el estaño se derramaba. Repudiabas mi beso de cielo, odiabas mi camisa blanca, y te alejaba mi aliento a tabaco, y otras promesas que fueron baladas. Yo nunca quise engañarte a pesar de que me mordían las damas. Pero yo por ser fiel te juré lealtad con el alma. Ahora soy otro Adán, sin Eva y sin ayuno al alba. A veces he sido embestido por mi torpe cárcel de jaula, y en otros momentos esperé la sopa boba que espera un mañana. Hoy soy latido rojo, tan rojo como la sangre, y esputo desde mi gemido de magma la gran tentación de la que tú renegabas. Hoy soy un mocito y un viejo, he aprendido a decir sí y desde luego. Soy preso de las carnes morenas que soñé desde mi temprana mañana. Ya no creo en misas, ni en Navidades sin eco, las luces son vegetales con guirnaldas que cuelgan del techo. No ofrezco promesas al aire, ni tampoco cuento cuentos, cumplo en dos mitades un abrazo, un beso blanco y un decente Nos vemos.