palabra de outsider (6) sobre bandas sonoras

A17EF029-778D-42C5-BA69-560D8842857E-10299-00000694DFC19898

Bandas sonoras existen infinidad de ellas pero vamos a destacar aquí las que me parecen interesantes, o que a mí en especial me han gustado, por no decir me han conmovido, que ese sí sería el adjetivo calificativo idóneo. Empezamos por el cine español, ya en el cine mal llamado “quinqui” existen dos bandas sonoras interesantes, la una es la película de Carlos Saura Deprisa, deprisa donde tiene temas desde Los Chunguitos a Lole y Manuel, pero quiero destacar el tema genérico de la película, que es Me quedo contigo también mal titulada Si me das a elegir, que lo recordarán porque fue cantando por Rosalía de manera excepcional en la 33a gala de los premios Goya, con la participación del grupo de jóvenes del Orfeó catalá, un tema excelente, también interpretado por Manu Chao. Es importante decir que ese tema lo compuso el hermano fallecido llamado Enrique de la saga de los Salazar (los Chunguitos) también sobrinos de Porrina de Badajoz, muy conocido en el mundo flamenco. La otra película es Yo, el Vaquilla dirigida por José Antonio de la Loma, también director de Perros callejeros y la banda sonora de la película sobre la vida de Juan José Moreno Cuenca “el Vaquilla”, es de Los Chichos, con temas como yo quiero a mai, también Campo de la bota o el tema genérico que es Señor, ayúdame, es necesario decir que estas películas han marcado a toda una generación y muchas veces se ha estudiado este fenómeno de los años de transición en España, años duros, de delincuencia y picaresca. No sin dejar el cine español me gustaría reseñar un tema de la película La lengua de las mariposas del director José Luis Cuerda (DEP) y de un relato homónimo del escritor Manuel Rivas, con música de Alejandro Amenábar y también Lucio Godoy, es una música especialmente atractiva y con una tristeza reposada que hace que la película tenga ese brillo de ternura e infancia, que la hace tan encantadora.

71DD5027-0A81-4892-BB4C-438138077411-10299-00000694910281F3

También Pedro Almodóvar tenía que estar en este repaso por el cine español musicalmente hablando, breve repaso si se me permite la cuña, el gran Pedro Almodóvar es un exigente revelador de músicas que para mí antes eran desconocidas y ahora no lo son, su músico en casi todos sus filmes es Alberto Iglesias, pero también usa las versiones de músicos que no se dedican al cine, por ejemplo, en la película Todo sobre mi madre por la que fue oscarizado en Hollywood, ustedes lo recordarán, hay un músico llamado Ismaël Lo con un tema primoroso llamado Tajabone, Ismaël es un músico senegalés y la letra de la canción quizá tenga poco que ver con lo que se ve en la película, pero es perfecta para mostrar fugazmente la Barcelona y su marginalidad, que no quita de que ésta sea una ciudad ilustre y con poder, como bien diría Peret en su rumba para las olimpiadas del 1992. También hay otro tema en otra película de Almodóvar, llamada Hable con ella en una versión de la mano del cantante Caetano Veloso, el tema es Cucurrucucú Paloma, este tema también aparece en una película  gay llamada Happy Together realizada por el director de Hong Kong Wong Kar-wai, la película tiene dos escenarios, que son Hong Kong y Buenos Aires, en la película la banda sonora por parte de Caetano se usa la misma versión, también interpretada por Caetano Veloso pero en la de Almodóvar Caetano la canta para la cámara. Aunque ahora hagamos un breve repaso (repito), voy a reseñar un par de películas extranjeras pero antes quiero hacerlo con el gran Goya en Burdeos, un film también de Carlos Saura como director y con música de Roque Baños, destacaría el tema La pradera de San Isidro un tema que se remonta a la España de Fernando VII y los tiempos De Francisco De Goya, Siglo XVIII, tiempos convulsos para la historia de España.

Ahora hablaré de una banda sonora de una película extranjera, francesa para ser exactos, la película se llama Ascenseur pour l’échafaud aunque su banda sonora sea íntegra de Miles Davis, destacaría su tema genérico, una verdadera joya del jazz. Miles Davis también ha sido llevado al cine muchos años después de su muerte, en la película Miles Ahead que también es un documental, donde el propio Davis nos habla de su obra musical. Es oportuno decir ahora que sobre bandas sonoras he puesto mucha atención en ellas, tanto españolas como extranjeras. También en el programa de TVE Días de Cine, me gusta poner atención al clima de la película que siempre es su música de fondo, mejor decir ambiente que clima, vean cine y escuchen mucha música.

palabra de outsider (5) (la trayectoria de Extremoduro)

descarga

Es evidente que la trayectoria de Extremoduro ha ido descendiendo progresivamente. Desde su primer disco Rock Transgresivo hasta el disco Yo, minoría absoluta han ido descendiendo de una forma paulatina. Todos sabemos de que Robe decidió hacer su carrera en solitario, eso, y el tono que han adoptado en sus discos siguientes desde Yo, minoría absoluta es de un cambio rotundo, no se sabe (o se intuye) de si es para aumentar su público, o para romper con esa fama y maneras de componer buena música que sí tenían antes del disco mencionado antes. El tono de Robe en su carrera es sensiblón, a comparación con la gran personalidad con que destacaba y se ensalzaba, no ya como líder, sino como el alma mater del grupo. Es evidente que Robe va a hacer caja con su nuevo público de cabello corto, vestido de marca, e incluso femenino, que conste que no quiero aparentar misoginia ni ningún aspecto demagogo, pero los que hemos seguido su trayectoria desde sus comienzos hemos notado ese cambio tan evidente. Parece como si el Yo, minoría absoluta de entonces haya sido una despedida de sus orígenes mucho antes de la rueda de prensa que tuvo lugar hace poco para anunciar la separación del grupo. Está ahora lejos de discos como los de los comienzos, discos como Pedrá (descatalogado) y discos primerizos donde impartían toda su sal y buen rock transgresor. Sí, quizá era un público menor, pero fiel, era un público asiduo y seguidor de la banda fuere donde fuere. Digamos, no ya el grupo, el propio Robe, ha cambiado su manera de componer para ganarse ese grande e inmenso público que su carrera ha relanzado. Quizá sea ese el porqué de su separación con Extremoduro, no se sabe, lo que sí es cierto este cambio tras sus tres últimos álbumes. Los últimos discos gozan de una sensiblería que empacha y los hace unos auténticos desconocidos. Me viene el dicho (quizá vulgar en sí) de Tiran más dos tetas que dos carretas o también otro en su misma línea que dice Dame pan y dime tonto, el gran poeta del Siglo de Oro español lo diría de otra manera: Ándame yo caliente y ríase la gente, me refiero a don Luis de Góngora (el Lagartijo), que conste que esto es una crítica que yo hago por mi cuenta, júzguenla.

15767607153979

palabra de outsider (4) (la machine de Radio Bemba)

ADCF167A-895C-48A2-B10F-6845A45A774F

A Manu Chao se le ha oído decir cosas muy positivas referente al mundo, y algunas con fundamento, también se le ha oído en sus conciertos decir alguna frase o ha incorporado en su música a voces como el Subcomandante Marcos en su Manifiesto Zapatista en Náhuatl, también la señal horaria de Radio Francia internacional de varios países, retazos de voces de cine mexicano y de otros lugares, y varias veces en sus conciertos ha mentado a su guitarrista, Manu Chao está rodeado de buenos músicos, muchos en su banda Radio Bemba, pero tiene un guitarrista en su grupo que es un deleite escucharle, y no siendo español te sugiere la pregunta de rigor, ¿de dónde es? Es Francés, ya sabemos que en Francia existen grandes guitarristas flamencos y de otros géneros musicales como lo son los Gipsy Kings (hermanos Reyes provenientes de Catalunya), aunque este francés toca con guitarra española, guitarra eléctrica y charanguito, en definitiva, es una máquina, Manu Chao, que también es francés pero con raíces hispanas le llama la machine, y verdaderamente lo es, es un fenómeno, hace unos acordes imposibles, le sube tanto a la guitarra a veces que esperas que se le rompa alguna cuerda en cualquier momento, y lo más fabuloso es que interactúa con el público, el chaval en sí se llama Madjid Fahem, y ustedes se preguntarán si es un músico árabe por el nombre, y no, es parisino, nacido en 1973, sus padres son argelinos, y lleva en Radio Bemba desde el año 2000, es un virtuoso de las seis cuerdas, al parecer admira a Django Reinhardt, y a Paco de Lucia y a otros tantos. Escuchándole te preguntas si es español, ya que conoce bien las raíces hispanas y de Latinoamérica, y cuando lo ves con esos ojos azules o verdes no te imaginas cuales son sus raíces, pero que conste que esto de las raíces no es algo que importe mucho, es algo superfluo pero que a mí me llamó la atención; el caso es que es puro talento, ya que cuando lo oyes tocar poco importan sus raíces y la raigambre que tenga el músico, en la banda de Radio Bemba hay “musicarios” de nacionalidades distintas, son puro talento todos y cada uno de ellos, pero éste destaca de tal manera que se ha convertido en la mano derecha de Manu Chao. En YouTube se pueden ver vídeos de la banda en plena faena, tienen un directo muy alegre y divertido, el público no queda indiferente, y Manu Chao es además universal debido a su fama, aunque él desdeña esta posibilidad que le ha ofrecido la vida, él llama a su vida malegría. Esa es una palabra inventada por el propio Manu y que es toda su filosofía.

934BE572-F6B3-4A47-B9C1-DC626F121E35

Yo a Madjid lo considero como un guitarrista avispado por su rapidez, hábil en la improvisación y se le notan las tablas, debe ser gran conocedor de la rumba catalana y en la guitarra eléctrica es perfecto, también conocedor del rock, es un músico espectacular, sí, hace maravillas tocando. Antes he mencionado que es la mano derecha de Manu Chao, y es cierto, tienen en común que los padres sean emigrantes, los padres de Manu de España y los padres de Madjid de Argelia (vuelvo a repetir). Han hecho acústicos conciertos juntos. Siempre con un resultado óptimo. Si le preguntas a Manu cuál es su estilo musical y te contestará: -Lo mío, cachivache-bugui, y en realidad Manu Chao y su Radio Bemba no tiene género, es una auténtica mixtura. Recuerden Madjid Fahem, alguien genial.

palabra de outsider (3) (la frescura de la banda Triana)

Es conocido por los seguidores del grupo sevillano Triana que su productor era Gonzalo García Pelayo, y que fue él quien los llevó a la (frescura) gran perdurabilidad que tiene el grupo mítico andaluz aún hoy. Al menos yo lo creo así, ya que además de ser un tipo muy inteligente es todo un visionario, e imagino que él, al escuchar las letras y la música del trío trianero, lo catalogó como música rock “inteligente”, salido esto de sus propias declaraciones a la prensa del momento. Al conocer al grupo se dio cuenta que eran lo más parecido en España a la mítica banda británica Pink Floyd. No sólo por su música atrayente y singular que lleva su magnífica impronta y su propia idiosincrasia, sino por las letras tan sugerentes y tan filosóficas de las que el grupo ha hecho alarde en todo momento, y eso es porque han sido talentosos en toda su discografía. Así es de cajón encontrarse con el hecho que después de tantos años desde la muerte en accidente de coche de Jesús De la Rosa Luque el grupo haya seguido una trayectoria inmortal y perecedera que no es de extrañar. Sus otros miembros del grupo han lanzado discos (Eduardo Rodríguez Rodway hizo un lanzamiento con sus propias letras y con otra banda bajo el nombre de Triana) intentando no apagar la llama del fuego de los Triana y no han tenido el éxito esperado, sus otros dos componentes Eduardo Rodríguez Rodway y Juan José Palacios (Tele) cada uno por su cuenta han intentado carreras en otros ámbitos musicales (repito), Juan José falleció hace unos años ya, en el 2002 para ser exactos, falleció en Alcorcón (Madrid) y Eduardo ha intentado resucitar algo que siempre estuvo muy vivo, tan fresco como una rosa, ya que considero que son un clásico, son un clásico porque su música no envejece, cada vez recobra más proyección, aunque el mundo del arte andaluz haya tomado distintos caminos con respecto a la banda del barrio sevillano, se hace buena música todavía; ejemplo: La Mala Rodríguez, SFDK, Tote King, y esto sin mencionar al flamenco y a sus vertientes más próximas a éste género. Andalucía sigue siendo un gran mosaico de arte, misticismo y atractivo natural, vamos, que tiene duende.

Cabe destacar su gran empeño, no sólo en las letras (gran parte de Jesús De la Rosa Luque), también de la música, y a eso sí que hay que agradecerle al productor Gonzalo García Pelayo su gran esfuerzo y talento para bien del grupo de rock andaluz. Cuando se necesitaba un coro con voz varonil para dar ambiente del medievo ahí estaba Gonzalo, también en otro tema necesitaron una voz con un gran do de pecho femenino (una voz negra), pues Gonzalo la traía, ya fuera un coro infantil, instrumentos asiáticos, como también el órgano que tocaba Jesús, un Hammond B-3 y un Fender Rhodes de 88 teclas y toda la caracterización que han hecho posible que Triana sea lo que es. 

palabra de outsider (2)

BABC95ED-C47B-4160-8D8A-03C5D737D494

Rituales y costumbres en la escritura y la lectura

Tengo varías costumbres a la hora de escribir y de leer, pero también necesito ciertos rituales antes de entregarme a un libro, o encaminarme en el solitario camino de la escritura. En primer lugar diré que estoy deseando los esperados avances en computación cuántica, no por nada en especial, aunque debo confesar que con los ordenadores y dispositivos de ahora se goza de cierta comodidad a la hora de escribir y de leer, no estaría de más sí con la informática cuántica la comodidad, la potencia y la calidad de los trabajos fuera aún mayor. Empecé escribiendo a mano, hecho que verdaderamente es un placer, es un placer de borrón y tachadura, de letra ininteligible, de papel con manchas de café, güisqui o cualquier otra bebida, incluso comida. Escribir una canción borracho y después de haber dormido la mona y comprobar que el texto valió la pena es de un placer indefinible. Como también escribir bajo sustancias (Paraísos artificiales) como bien diría y experimentaría Baudelaire; pero vayamos desde el principio, que ya he dicho que mis comienzos fueron con bolígrafo y papel, pero llegó a mi vida su ilustrísima la informática y cambió mi vida. Pasé horas y horas digitalizando mis poemas en el ordenador que compraron a mi hermana para estudiar su bachillerato, y tenían muchas faltas de ortografía, de sintaxis, de todo, es en ese momento que entró en el juego la lectura, escribía a mano traspapelando al ordenador y mientras leía y leía. Empecé leyendo a Kafka, Goethe, Victor Hugo, Charles Baudelaire, hecho que me confundía, pues no sabía leer tampoco. Me topé con la generación del 27, y la cosa fue mejorando, me pasé a los grandes escritores del 98, entre ellos estaba desde Rubén Darío hasta Antonio Machado, Valle Inclán y Pío Baroja llegaron después. En el mundo de la lectura un autor te lleva a varios autores, hay libros que son pedagogía hecha bibliografía que te ayuda a dar tus primeros pasos y con éstos encaminarte al descubrimiento de un mundo alucinante. Leí al Idiota de Dostoyevski, a Jean Paul Sartre El ser y la nada, al Fausto de Goethe, debo admitir aquí que la primera parte y la segunda son diferentes, aunque me influían estas primeras lecturas en mis poemas. Yo no me había propuesto jamás escribir en prosa pero la lectura de ésta me cambió el concepto que yo tenía a la hora de expresarme, recordaba las notas fotocopiadas de mi maestro Juan Luis Gómez; descubría Nietzsche, fue como un hachazo en mi percepción vital, con el tiempo iba descubriendo más y más escritores, algunos conocidísimos, otros que no lo eran tanto, también comencé a leer a mis contemporáneos, empecé a leer a Vicente Luis Mora, a Elena Medel, a mi me tiraba la literatura latinoamericana, y me puse a leerla, a disfrutarla, a saborearla; mis padres alucinaban pues se decían: -Buff, a este sí que le ha dado fuerte. Debo admitir que conforme iba leyendo iba inculcándome una pose de pedante, pero se me pasó con el tiempo al comprobar que en este mundo había tíos que te daban mil patadas y estaban más leídos que tú de aquí a Lima. Me bajaron los humos, aunque seguí escribiendo, ya dejé el bolígrafo y las libretas y comencé a escribir en el ordenador de mi hermana, descubrí así el Microsoft Word, todo un descubrimiento, por aquel tiempo conocí a Lluis Ricart Ríu en una tertulia que yo iba en Sabadell cuando acababa la de Catarsis, eso era los jueves por la tarde, me invitó Lluis a hacer un programa de radio, recité un poema que le gustó en la tertulia llamado Cineclub 0’0, era un poema en el que hacía énfasis en las tres personalidades que tiene el hombre en su caminar y en su lucha diaria, no sé, al parecer le gustó, después vendrían otras cosas. Y ahora en estos tiempos soy todo lo ácrata que se pueda a la hora de escribir, escribo cuando me da la gana, lo convino con mis Mixturas. Ahora escribo en un procesador de correo electrónico y lo envío a la bandeja de entrada y después copio y pego el texto en el blog, a veces con ilustraciones de mi autoría, otras las descargo de Pinterest, en fin, aquí resumo veinte años, que entre lecturas, escrituras y ensoñaciones me han enseñado a no perder el norte, porque siempre existe un sur que te está esperando, ya sea agazapado en los lugares que no logramos comprender, o quizá aquellos que conocemos con alto grado de ilusión y ganas de ser libres, y si se es libre por mediación de la palabra mucho mejor, antes que serlo por medios poco convenientes. Al tiempo transcurrido he conseguido una gran biblioteca para las noches de invierno.

palabra de outsider

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_980a

Todavía recuerdo cuando en España había dos canales de televisión, la primera y la segunda, después de las olimpiadas del 1992 en Barcelona o quizás algo antes, aparecieron la televisión de Catalunya (TV3), después lo hicieron las privadas, ya saben, y mucho después la revolución de la Televisión Digital Terrestre; aunque en otros países han hecho furor las parabólicas o el Cable Mágico. En el mundo tras Internet todo se ha convertido en una competición a la caza de espectadores que por un poco de dinero te facilitan una televisión a la carta, existen muchas plataformas de televisión, cine y música, ese, precisamente ese, es el causante de que cierren las librerías, las series por episodios y temporadas de gran presupuesto se han comido a la industria del papel impreso, han cerrado editoriales y librerías. Discrepo así con gente que piensa que el causante de este mal es Amazon. El ocio está en oferta salvaje, existe también demanda bestial, y cada una de estas plataformas compiten por un contenido que mueve infinidad de millones (hablo de dinero y espectadores), incluso se escribe o se hace crítica y cátedra de estas series de televisión; arte y ensayo para la era Afterpop, o llamémosla postmodernidad tardía, las televisiones que quieren tener espectadores están esperando guiones atractivos para series de corto o largo recorrido, y ahora se ha convertido en todo el mundo en un mercado. El cine se ha puesto las pilas respecto a este mercado emergente, la música también, y ahora le falta digitalizarse al mercado del libro, que ya lo está haciendo, en mayor o en menor grado las tabletas y los demás dispositivos son un acicate para todo ese mercado paralelo que se está imponiendo, las nuevas tecnologías, las redes sociales, los medios de comunicación, todo ha sido una gran revolución, pero la cuarta revolución industrial está por llegar, se presenta interesante, la computación cuántica, la conquista espacial, la medicina en particular, la nano tecnología, en fin, todo recobra un nivel al que debemos estar atentos. Aunque el verdadero reto del ser humano hoy es el medio ambiente y todas sus variantes, ese es el gran reto que la humanidad tiene en un primer plano. La sociedad quiere ocio, despreocuparse, desconectarse de la rutina para conectarse al ocio, la industria del vídeo juego está también en plena expansión. Palabra desde el corazón de un mero outsider.