Archivo de la etiqueta: liooli

Mi heroína personal

Ya me quedas muy mayor, quizá estés muerta, pero Gena Rowlands, ayer te vi interpretando un papel maravilloso, y eso…, que me enamoré de tu personaje, ¿o quizá me enamorara de ti en ese tiempo de tu vida? No lo sé, pero tu feminidad, tu gracia improvisada, tu papel de mujer fatal, de mujer descontrolada, para mí ya te has convertido en heroína, pongo a Bowie en tu honor, la canción de «Heroes», me gustaste mucho, brindo por ese papel, por ti que lo interpretaste, por la satisfacción de un trabajo bien hecho, salud.

Bette Davis (Sol Nocturno)

Bette Davis es la estrella de la noche, por eso fuma, con la niebla se mezcla su humo, New York no recuerda a su estrella que no es guapa, ni rubia platino, ni con ojos bellos, ni con labios carnosos, Bette Davis es atractiva cuando interpreta, los espejos se suicidan, las estrellas empiezan a tener el hábito sucio de fumar, los galanes la temen, nadie le pide autógrafos, los directores están a sus pies, ella no es diva, ella es estrella de la noche, tan estrella, como un sol nocturno, y todo por que su acojonante personalidad, que a nadie deja indiferente, refleja en la pantalla tanta naturalidad que es una de las mejores actrices de Hollywood. Bette, me gusta tu atmósfera de tabaco rubio, me encanta tu ambigüedad, me encantas cuando fumas, me gustas por que eres auténtica.

El miedo es libre

El miedo es libre y sus represores también, el miedo es libre y los que lo fomentan también, el miedo es libre y sus artífices también lo son, malditos aquellos que están a un paso de ventaja de las soledades futuras, por que son cómplices de la patraña que los hace seguir la luz del lucero ciego, el miedo es libre y sus progenitores también, dices, chiquilla, de cara a la galería de Facebook que ya eres libre, que estás pasando tus mejores días, que no necesitas aquello que amaste, y yo te diré: Eres libre ¿libre de qué, de quién, dónde? Dices estar pasando tu mejor etapa: Ahora, cuando más desgraciada eres, ahora, que vas como una sonámbula escarbando la alegría de los que todo ignoran, dices todo eso para hacer daño a quien amaste, y lo haces por que sabes que todavía lo amas, y él te ama. La mentira del mundo es simple, tan simple que se huele con un tufo a leguas de la razón, a leguas de lo que es verdaderamente libre. Tienes miedo a que desmonten tu verdad, pero el miedo es libre, pues venga un café para todos, y enseñemos las debilidades de cada uno, que es la mejor manera de ser libre. Un libre idiota, que desnuda mientras se tapa, que su miedo se hace rabia, que no tiene libertad. El miedo es libre sí, cuando la soledad lo acompaña.

outsider

Una manada de outsiders recorren las calles, quieren disparar balas con los blisters de sus comprimidos, todos los días escalan el hielo, todos los días absorben miradas culpables, como vampiros que escapan de castillos imposibles, una manada de outsiders recorren las calles sedientos, no buscan culpa, tampoco absolución, saben que para ellos no existe un mañana, que la mañana y la noche son repetición, patean las calles como manada disuelta, ¿quién sabe si la cura de los normales es la necesaria? Pues ellos buscan cura como los demás, pues ellos también la buscan entre plagas de anti-escrupulosidad, recorren los bares para resolver magnicidios, recorren ciudades para reparar constelaciones, una barra de un bar es un templo de outsiders, una ciudad entera los resguarda en el quizás, se han comido las mantecas de lozanos hombres de bien, han escurrido baberos de los que ignoran paternidad, vacíos adentro y afuera, por eso son outsiders en su lado literal, mañana ya es tarde y hoy ya no digamos, una manada de outsiders recorren furtivos las calles, con su prisa habitual, los esperan en algún sitio, quizás resuelvan el enigma de la noche en los ojos que se ven pero al cruzar, una manada de outsiders reniega de esta hambre pero con tanto pan para migar.