Capplannetta y las palabras

IMG_2785

Estoy enamorado de las palabras. Sólo me quedan ellas cuando arriba la noche y el silencio viene repleto de fantasmas, y el hogar se plaga de dudas y las palabras, que me conocen bien, vienen en tropel a socorrerme. También en momentos de soledad, en momentos cuando arrasa la ansiedad, también cuando me pongo a leer las palabras me llevan a mundos increíbles, y hago hallazgos imposibles mientras me hago cada vez más y más desnudo, y cada vez más y más pequeño. Muchas veces son éstas las que me devuelven la esperanza, me traen esperanzas remotas en los páramos de la verdad que me despierta la curiosidad. Si no fuese por la curiosidad hace tiempo estaría muerto, la curiosidad logra que no deje de sorprenderme, me sorprendo por desdenes y por cantos de sirena. Cuando a través de las palabras descifro enigmas me hago de luz y mi mente sueña con maravillas, con placenteros recuerdos que no desgasta la madurez.

     Cierta vez me quedé sin palabras y me perdí en tascas y me emborraché mezclando, me convertí en un ser perdido. Pero ya pasó. Las palabras de los escritores, de los poetas, de las letras de las canciones, son la verdadera huella que debo seguir. He tenido mujeres, nunca hice daño a ninguna, me siento orgulloso por ello. Estar perdido es una cosa seria, nadie lo comprende del todo bien, solamente el que ha llegado a tocar fondo sabe de lo que hablo. Vivir con el agua al cuello, vivir siempre el día a día, dejar el sueño escondido por la casa, y no lo encuentra nadie, nadie, nadie, quizá porque no exista, y seguir viviendo mojado y hundido, olvidando naufragios, retomando palabras y más palabras como marras que se anudan en veleros del fracaso, pero con las palabras como amigas, como defensoras de tu causa perdida, como sabias que te guían, te hablan y te consuelan, palabras, palabras, palabras, en negro sobre blanco, en blanco sobre negro, palabras infinitas por un vocabulario cualquiera, de garrulo, u hombre corriente, por un hombre leído pero también un ordinario, por un hombre ilustrado que huele a cuadra, como hombre culto sin memoria y con iletrado parentesco. Palabras, hormigas con su leche, palabras nutrientes, palabras infinitas, palabras que siempre estáis, palabras del diccionario, hermosas y horribles, quedaos, por favor.