Capplannetta y la continuidad de los parques

IMG_2931

Muchas veces me he preguntado sobre el mundo o micro mundo que esconden los parques. Son un lugar donde se comparte, se pasea, se está por estar, es epicentro de fiestas populares y de tardes de verano. Para parque bonito, el que está en Sabadell (existen varios), el Parc Catalunya se llama. Es un parque grande, hermoso, florido, es un parque con césped, con lago, y con barcas, hasta una catarata tiene, es precioso. En ese parque,  mejor decir, desde ese parque, he sido conducido hacia la comisaría de policía al menos en dos ocasiones. Una por meterme en el césped con mi moto. La otra por discutir con la policía cuando una chica se cayó al lago y se puso perdida de musgo y hojarasca seca. Pero parques también hay en Cifuentes, donde viven mis padres, hay uno que lo llamaban el parque De la Parada del cuatro, y allí he vivido mi adolescencia y tengo magníficos recuerdos. También está el parque De la Fuente de Piedra, cerca de donde vivían mis abuelos, y en ese parque pasé mi infancia. Y ahora mi casa da de cara a un parque, y en ese parque hay mercadillo los miércoles por la mañana y hay una magnífica biblioteca. Sobre cómo he titulado esta publicación diré que el título proviene de un cuento de Julio Cortázar que se titula así: La continuidad de los parques, y lo he titulado así porque me sonaba de haberlo leído en otro tiempo. Ahora suenan The Rolling Stones en la radio, el tema que suena es: Waiting on a friend, en castellano Esperando a un amigo, sí, ese amigo que esperamos en los parques, en la continuidad de ellos, o donde fuere.