Capplannetta y México

C965F5C2-B86F-4B6F-9C2F-FC1FD788041A

Sé que puede sonar raro pero me fascinan los corridos mexicanos. Me gustan los del norte, un poco los de Sinaloa, aunque éstos son narcocorridos en su mayoría. Me fascinan los corridos con tuba, en especial los de Jenni Rivera, que usa tuba y batería, con sus trombones y trompetas, tiene un poco de variedad entre narcocorridos (la Chacalosa es uno de ellos) y corridos de amor, ella es del estado de Jalisco. También sigo los corridos del Sur, en especial los de Chiapas, éstos son revolucionarios, pero usan guitarra y acordeón, recomiendo el disco de Corridos de la revolución (corridos del subcomandante Marcos). También me fascinan los corridos de la parte de Michoacán, algunos usan tuba, aunque una cosa que me gusta y me pone los pelos de punta es la marimba de Guatemala, también usada en México, ya que proviene de la cultura maya. Me gustan las canciones lentas, y las románticas. En éstas he descubierto a Natalia Lafourcade, con instrumentos como el charango y en algunas ocasiones el saxo, pero éstos no son corridos, son canciones románticas. También destaca Lila Downs, esta es más famosa, canta canciones populares y también de composición propia, la recomiendo.¡Viva México! Y toda su gastronomía y su folclore. Es un pueblo que en la película de Alfonso Cuarón Orozco (1961), en el film llamado Roma se muestra con toda su crudeza parte de la vida del mexicano de a pie, no sé si le habrán dado ya la Green Card como aconsejó a la Migra, Sean Penn, en una gala de los premios de la academia de Hollywood. De seguro se la han dado, a él y a muchos mexicanos de gran valía, ahora, para los pobres (y no para los traficantes) son los muros que quiere levantar Donald Trump, en fin, separar a niños de sus padres es un precio que se pagará tarde o temprano, ya que va contra las leyes de la vida sagrada. Seguramente algún San Lázaro bendito, o un San Cristóbal hará justicia con esos niños despojados del calor materno y paterno. O quizá sea la mismísima virgen de Guadalupe. No sé, de santos niños va la cosa. De niños santos es la cuestión.