empezar su vocabulario

Y la vida para los demás todavía continúa
entre ricos, pelagatos, parias y pobres,
es una media verdad que sola se insinúa
en una guitarra lamentándose de cobres,
es como llevarte los Euros a Andorra,
unos cobran su minuta en sobres
otros se dan la gran vidorra
unos andan la vida dando trotes,
a otros el desfile les da modorra,
venid, venid todos al gran carnaval
para mandar a la realísima porra
la pena seca y el modesto funeral,
venid, venid todos corra quien corra
qué patraña es la amistad
cuando gorrea tan solo quien pase gorra,
qué sanísima es la soledad
cuando la amistad de algunos no nos importa
y mucho menos la podrida sociedad,
es todo un escaparate que acorta
distancia entre carencia contra voluntad,
es una fachada que nos queda corta,
un abrigo en verano repleto de vanidad,
a su tempo lento camina la vida rota
nos hace corderos en manada la Navidad,
aguardad al Dios de Seven Eleven
dedicado por entero a los haikus y los bonsáis,
y si quieren más humildad que entrenen
acaso esperabais vidorra acá, qué pensáis,
aquí los que de veras se entretienen
son los que no ven la tele, ni oyen radio,
son aquellos que comienzan su vocabulario.