Archivo de la etiqueta: el charnego

Capplannetta el charnego

Vayamos todos juntos al Sant Joan sin hogueras, que se quema el ron entre habaneras, y dicen que la tramontana es floja. Venidme a visitar como el Joan petit cuando baila, o delante de la fuente el gato una niña y un soldado. Mi abuelo se fue a Cuba a bordo del catalán, el mejor barco de guerra de la flota de ultramar, los marineros de Calella y mi abuelo en medio de todos fueron abatidos en cubierta, fueron abatidos al pie del cañón. Ruiseñor que vas a Francia, Ruiseñor, encomiéndate a la madre, ruiseñor de un viejo boscaje de un vuelo, ruiseñor de un vuelo. Yo aprendí el catalán de unos maestros gallegos. Me daban clases de catalán y castellano, en colonias nos daban un cancionero y todos cantábamos en catalán. Me hace gracia esos charnegos que dicen que son exiliados. Exiliados fueron Josep Tarradellas, exiliado fue Rafael Alberti, Luis Cernuda, Antonio Machado, León Felipe, Miguel de Molina y otros tantos más. En época de transición existía un pont de mar blava, digo esto porque esos charnegos que se van que no digan tonterías ridículas. Yo quiero brotar raíces en estas tierras. Tierras de gent bona, tierras de Catalunya, con sus ríos bravos, con su butifarra amb mongetes, con su pan amb tomaquet, Sant Miquel del Fai, Lloret de Mar. Aquí en Catalunya murió mi abuelo, y aquí quiero morir yo también. Mi abuelo era sevillano, el materno de Almería. Charneguito soy y no quiero independencia, pero dejen de decir barbaridades. Una persona exiliada es algo más que una huida a la fuerza de un país, huir de una comunidad autónoma o un estado federalista no es exilio, es la sensación profunda y total de ser repudiado por tu patria. Dejad de decir sandeces. En Catalunya se van los bancos, ¿porqué no pueden hacer su propio referéndum? Yo creo en un republicanismo de estados federados. Visca Ernest Lluch, visca els xicots de la colla de Sabadell, visca la rumba catalana, visca Silvia Pérez Cruz, visca Albert Pla. Yo quiero una España unida, pero los catalanes están hartos de corrupción. Cuando el catalán salía al mar gritaban con fuerza ¡venga chicos que es tarde! Cuando el catalán salía la mar decían viva Catalunya, viva Catalunya, vivan los catalanes.