Archivo de la etiqueta: ediciones vitruvio

capplannetta y poemas con nocturnidad

Cecilio Olivero Muñoz

Ediciones Vitruvio, 2020.

Escribir un poema a veces duele, imagínense un poemario. Aunque todo no son tristezas, también hay momentos de ironía, momentos satíricos, poemas que tienen una clave de alegría. Este poemario Poemas con Nocturnidad es la justificación perfecta para encauzar la noche rodeado de musas que inspiran con plenitud (no quiero ser pedante). En él hay muchos poemas rimados, algunos mejores y otros peores, también hay poemas en prosa (no rimados) y un poema en prosa rimado y satírico. Hay sonetos endecasílabos y sonetos polimétricos, también hay un par de esdrújulos. Algunos de ellos cuentan una historia, otros simplemente se ríen de lo absurdo del mundo en el que vivimos hoy. Otros son toda una crítica hacia cosas interesantes en la vida, otras son denuncias con toda la fuerza de la verdad. Yo encuentro que algunos poemas desearían ser canciones, de ahí la manera de rimar, que es en serventesio. Estilo que da al poema cierta musicalidad, que está mal que yo lo diga. Trato de huir de la cacofonía, aunque a veces se me salte alguna como en algún pareado, o como si fuera ésta la rana que salta como un anfibio que es el poema rimado. Anfibio porque linda entre el sonido y la imagen expresiva o la metáfora repleta de fantasía. Me gusta la rima. Aunque antes de escribir un poema no predigo si va a ser rimado o no, yo improviso, y escogiendo un tema empieza a manar el poema y él solo me dice si quiere ser rimado o un poema blanco, o libre, como ustedes prefieran llamarlo. Yo escribo porque me veo en la necesidad de decir algo que dé con la tecla del misterio y a la vez el simbolismo impregnado en la educación clásica de las personas lectoras.

Capplannetta con Nocturnidad-Poemario en Ediciones Vitruvio

Se escriben poemas con regusto a rima redonda, onomatopeyas en silencio de dos cuerpos desnudos, amándose, mientras tanto nos pasa y nos pesa la vida, desde luces de neón de cines, de teatros, de discotecas, marquesinas encendidas en la Nocturnidad del lánguido paseo por los bulevares del centro, es como un Times Square de sueños imposibles, como un Gran Vía-Callao infinito, aunque he sudado en algodones en mi Torre-Romeu, mi barrio de extrarradio, ahora tengo una vida tranquila, salí y sobreviví a la noche tras pisar descalzo unos cristales, sobreviví al día, a todo lo que viví y seré, como parte de la diferencia estigmatizada. Elijo mi logo, hago un matasellos, y una marca de agua, ¿pero mi estigma y la gente? ¡Dios mío, parece que estreno ropa! Yo que creía ver crecer la hierba a mis pies y he visto la ruleta de la vida hacerme perder mi apuesta, verso a verso es la oportuna metáfora al poema, aposté mi luz de luna por una jugada siniestra, contradecía consejos, me dejé llevar por nostalgias, cada día son distintos mis despertares. Aún puedo decir que tengo amigos, pero me perturba una negra sombra con la que me acuesto y me levanto. Y ahora publico un libro con mis poemas y canciones, no sé si ésta vez serán redondos, lo que sí sé que están escritos desde el corazón, he tenido mala suerte, enfermé y ahora hago acopio de ciertas cosas que me separan de la vida, ¡y para colmo una pandemia! He escrito los poemas a lo largo de un trayecto tenue, trayecto empujado por la indiferencia ante la vida que estalla afuera. Ahora empiezo a vivir, espero que estos poemas míos, escritos desde la noche silenciosa, no caigan al vacío del silencio y estén vivos en las pupilas de los lectores Vitruvianos.

Capplannetta y un nuevo camino en el que andar

Ayer hice una breve incursión por la web www.nuevoateneoonline.com de Ediciones Vitruvio, que es donde se publicará mi nuevo poemario Poemas con Nocturnidad y la experiencia con libros como Méster de Poesía del poeta Vicente Valls Haendel y el poemario En las entrañas de los locos sólo vive Dios por Nathalia Sesma de Pablo Otero, me ha dejado perplejo. Hoy es la presentación de Madrid, 2020 (pandémica y celeste) del poeta Pablo Méndez con ilustraciones de Eugenio Rivera, seguramente no me perderé la presentación a través de la web antes mencionada. No me he perdido ninguna de las dos anteriores, y sin duda, tal y cómo está el patio esto irá a más. Aunque quieran negar la mayor con excusas cínicas y sin credibilidad. No es lo que yo deseo, por mucho como sea yo y mis circunstancias. Pero en fin, es una buena manera nueva de presentar libros interesantes deleitando a la gente con la mejor poesía. Os tendré informados de cuando será la de mi poemario, aunque yo no asista por cuestiones que algunos ya saben. Aunque firmaré ejemplares a quienes lo adquieran, cosa que yo agradeceré. 

Capplannetta anuncia: próxima publicación de Poemas con Nocturnidad en Ediciones Vitruvio

Hace unos días que he firmado en Ediciones Vitruvio la publicación de mi poemario Poemas con Nocturnidad, el título es una larga historia de amores y desamores, de realidades y desengaños. Todo poemario escrito tiene una historia y una trayectoria que lo justifica. El poemario es la justificación que ahora tengo, como un derecho inalienable de acostarme cuando yo quiero,  y escribir, oír música, leer o ver una película, o para emborracharme de nostalgia si fuese preciso. Pero éste no es el caso (la nostalgia digo), ahora lo que importa es crear una poesía que guste al lector, y si no gusta, es a mí a quien debe gustar como primera excusa. En Poemas con Nocturnidad he puesto el empeño de rimar de varias maneras, aunque sin perder el ritmo, y la musicalidad. Hay poemas rimados en serventesio la mayoría, también hay una Oda, y un poema rimado y esdrújulo, también sonetos endecasílabos, y algún capricho experimental. Lo importante es que son narrativos, y según me han dicho, huyen de la cacofonía. También un par de poemas en prosa, y más sorpresas encontrarán en él. Espero que guste. El lector de poesía es exigente, sé que un poemario rimado corre el riesgo de que lo tilden de cacofónico o de epígono. Ese es un riesgo que he tratado, siempre, de eludir. Espero que los que lo lean lo hagan con agrado, y que no se aburran, las imágenes y las metáforas creo que no son escritas por nadie, aunque quién sabe, la palabra puede ser parecida en un mismo idioma, aunque en distinta lengua sea otro poemario, depende del traductor, o de cómo sea la estructura del poema. Espero que tenga buena acogida, aunque todavía falta tiempo hasta que salga publicado.