Capplannetta y los San Fermines

IMG_2545

Siempre me acuerdo de aquellos San Fermines en el albergue Oncineda en Estella (Lizarra) y los momentos mágicos que viví en ese año, allá por el 2001. Estuve también en Pamplona (Iruña) y a sabiendas lo cosmopolita de las fiestas, las recuerdo no sin recalcar lo que pude llegar a caminar, y con el agravante de sufrir unas verrugas plantarias que me dolían como si hubiera llevado piedras en las zapatillas metidas. Bebí vino, comí bien, y disfruté mucho. Vi a Los Barricada (grupo de rock pamplonica) y estuve en comunas de hippies de gente de todo el mundo al son de tambores y juerga, pero lo que más recuerdo fue mi estancia en el albergue, mi habitación era compartida por unos chicos de Madrid, y también unos estadounidenses que vinieron después, uno de ellos, con quien más migas hice, me decía a las 7:00 de la mañana que se iba a correr en los encierros a Pamplona y decía: – Runing,  yo runing. Cosa que entendí bastante bien porque era a lo que venían todos los norteamericanos. Me enseñó un ejemplar de Fiesta en versión inglesa, de Ernest Hemingway, y estaba muy ilusionado con correr delante de un toro. Le dije que tuviera cuidado, que tuviera más cuidado, no ya de los toros, sino con los tropiezos. Recuerdo que en Pamplona apunto estuvieron de robarme la cartera, y en otro momento la cámara de vídeo. Recuerdo bastante a Alfonso, me invitó a comer cangrejos de río, cogidos de manera furtiva, eran deliciosos. Hablamos de temas variados, pero lo recuerdo bien y con gran cariño. Siempre viajar es un acto que te reencuentras contigo mismo, y es una aventura donde nada es siempre seguro, al viajar casi siempre la seguridad es escasa. Pero la verdad está esperándote ahí afuera, verdad digo porque por aquel tiempo las cosas por Tierras Vascas no eran del todo lo buenas que se puedan desear, había terrorismo y mucho odio entre ambos bandos, tanto en el bando de españoles y el bando de los abertxales vascos. Fui con temor, ya que yo como “maqueto” estaba siempre en un lugar que no era el mío, casi siempre era el sospechoso, otros lo llevaban mejor, pero por mi osadía, acompañada de la euforia del alcohol estuve a veces con la muerte en los talones, vi muchas verdades, y quizá comprobara muchas mentiras, lo que sí hice es divertirme a mi manera.

Cybernetic Hope for sale now

Publicidad de novela traducida

Capplannetta y la cara oculta de la TV

IMG_2824

Estaba viendo el canal televisivo 24 Horas Noticias de RTVE y había un debate sobre temas variados, era un debate donde intervenían el presentador del debate (que hacía de mediador y a veces intervenía), también participaba un periodista o analista político ya maduro, también había otro más joven, y a la vez intervenía otra periodista o analista política mujer madura, fue un viernes por la tarde, hablaban de temas como los pactos para la envestidura del recién votado gobierno socialdemócrata. También de los acuerdos regionales, y sin venir a cuento la periodista mujer empieza hablar y comienza con un discurso sobre las violaciones y el sexo gratuito, algo así como: -Pero que eso no, que no les salga la violación gratis (hablaba sobre los violadores en los San Fermines del 2016 llamados “la manada”) y todo esto mientras el tema era sobre los pactos de gobierno en Navarra. El presentador atónito hace reaccionar a la mujer, ésta se pone roja como un tomate y prosigue: era evidente, había perdido los papeles, mientras hablaba el periodista ya maduro José María Brunet, se le veía como testigo de que algo se cocía en el plató de La tarde en 24 Horas, de pronto el realizador comete un despiste y saca en el encuadre al presentador gesticulando, el debate pierde la razón, en tanto en tanto hacían una pantalla triple, al rato la mujer deja de aparecer. El directo es un gran hermano, puede ser una guillotina respecto a la credibilidad que le podamos dar a un periodista o un analista político. Sea del periódico que sea, también poco importa a que rama política se decanten, es cuestión de locura transitoria o cordura asquerosa, el directo puede magullarte, ténganlo en cuenta por si van a un programa en directo como espectador, o como relleno de alguna sección estúpida, pueden hundirse en la mierda o subir a la gloria absoluta, sean los protagonistas, no se dejen manipular.

Capplannetta y el valor de crear

IMG_2705

Crear es algo con un valor extraordinario. Cuando aprendes del esfuerzo que significa crear, ya no una obra de arte, sino crear algo bello, se intensifica el valor por el esfuerzo y esa labor te lleva a luchar hasta la extenuación, puede parecer necedad, aunque yo creo que cuando una obra lleva tu impronta y tu seña de identidad se llega a sufrir, y eso es un precio que la gente a veces no entiende. Hay momentos en que te apropias de parte de la obra de otro, o de la misma manera, de un concepto o idea que no creías bien desarrollada, si le pones tu gracia o tu talento ( y no pretendo ser pretencioso con esto) la obra en sí recobra una belleza que si en mi caso me ocurriera en algún trabajo de mi autoría me produciría satisfacción. Creo en el apropiacionismo como parte de la creación, ya se sabe que este concepto o manera de trabajar está reñida con los autores y los creadores sean éstos de la disciplina artística que sean. Es por demás decir que una obra que se aferra a tu ideario personal si esta se convierte en una verdadera obra de arte, bienvenida sea. Recomiendo el libro de ensayo de Gabriel Zaid Dinero para la cultura. Es un libro que especifica bien los valores que contienen los que crean y lo hacen por amor al arte, como se suele decir. Trabajen, creen, diviértanse, hagan lo que hagan, siempre habrá un espectador al que le sirva tu trabajo, ya sea para que este la recree, o también para que la disfrute, y porqué no, para que también la divulgue, creen, es algo por lo que estar vivo.

Capplannetta y las medicinas

IMG_2665

Alucino con la paz que dan las medicinas como los tranquilizantes y lo necesarias que pueden llegar a ser. Se sabe que son pura química, pero sin ellas nuestro organismo padecería de sufrimientos absurdos que en un estado natural, con todas las sustancias en nuestro organismo, serían a la vez que paz la verdadera salud. Yo tomo diversas sustancias debido a enfermedades variadas y, pienso a veces, que tan necesarias resultan y qué bello sería vivir sin ellas. Son una obligación en mi día a día, aunque los efectos secundarios que éstas producen también son parte de mi día a día. La salud es algo que deberíamos valorar más y no jugar con ella en otros aspectos que no diré (para no dar el coñazo) pero yo creo que es la virtud más importante y la más necesaria que el ser humano puede apreciar, la mejor virtud, el máximo don. He estado en momentos que no he tomado la medicación debido a las efectos secundarios y he comprobado en mí mismo lo importantes que son, una vez las has tomado ya no hay marcha atrás. De joven me automedicaba por drogadicto y me he llevado algunos sustos que me producen cierta vergüenza relatarles. Yo soy un adicto al tabaco y sé que algún día tendré que dejarlo, sobre todo por mi salud, luego el alto coste, y también porque es un vicio sucio, a veces he hecho vuelos de doce y trece horas sin poder fumar y es un infierno. Te estresas. Muchas veces me han dado ganas de fumar en el WC del avión, pero después pienso en la multa. Y pronto se me pasa. Es mejor medicarse cuando no hay más remedio, hacerlo por colocarte tiene su precio. Benditos aquellos que no toman ninguna medicina. El cuerpo humano es un enigma. Un enigma que hay que cuidar.

Capplannetta y sus momentos de evasión

IMG_2818

Me escribió por Messenger mi agente literario para decirme que había trabajado demasiado y que padecía una dolencia que creía él era un cansancio excesivo, bien, le dije que dejara los empeños que tenía que realizar para mí y descansara de inmediato, cosa que hizo, eso creo, y mientras yo no estaba encima de él (cosa que casi siempre hago) mientras realiza algún trabajo para mí (ya que es agente, editor y diagramador) me puse a leer lecturas que tenía olvidadas en los anaqueles de la tablet, lecturas que obtuve hacía algunos meses atrás, me cansé pronto de leer y me dediqué a ver vídeos, oír música y a estar ausente (que es lo que más me gusta en la vida), aunque estar ausente se conciba con las otras acciones, que todo hay que decirlo, como que se llevan bien unas con otras. Me puse a escuchar a Cartola, Los Chichos, Jorge Drexler, etcétera… entre esas cosas fumaba y fumaba, vicio que debo de dejar de un momento a otro, ya que me canso y es una necesidad por pura Salud. Beber café también me encanta, y mientras bebo café, suelo beber agua para que trabajen mis riñones. Aunque lo que más me gusta es ver vídeos de YouTube de larga duración, ya sean documentales, conferencias o incluso películas y obras de teatro, las lecturas que suelo tener últimamente son En Movimiento de Oliver Sacks, Elena Medel y sus dos libros de ensayo (uno, sobre Machado El mundo mago, y el otro, sobre poesía Todo lo que hay que saber sobre poesía) y también clásicos como La vida breve de Juan Carlos Onetti y libros que me descargo gratuitos. Elena, cierto es que es una poeta institucionalizada pero es muy buena escritora, tiene un paladar exquisito, aunque se decanta por lo femenino, como si llevara esa lucha a un trasfondo personal, bueno, es comprensible, ella es mujer. Ahora son vísperas de la feria del libro de Madrid, no quisiera verme  en el pellejo de ciertos autores que firman libros tras una cola, o tal vez otros, que no tienen cola porque no los conocen todavía, ya la tendrán, aunque para mí eso es un horror. Disfruten, hagan lo que hagan, la soledad es muchas veces un bálsamo placentero que los que gozamos de nuestra compañía personal no es motivo para el tedio, o el pesado aburrimiento que la soledad impone, se debe tener una lucha entre los sentimientos de soledad y el sentirse aburrido, es de mediocres hundirse en la desesperanza.

Capplannetta and the National Football Club

IMG_2906

Capplannetta decidió después de haber frecuentado el manicomio pasar unos días de evasión en el Festival Doctor Music, en ese año se celebraban mundiales, y a Capplannetta le coincidió La gran Final del Mundial del año 1998 en aquel valle plagado de mojones de vaca y conciertos al unísono. La gran final se la jugaban Francia-Brasil, fue un partido de mucha emoción pues los dos contrincantes lucharon hasta el final, jugaron los 90 minutos, la prórroga y no hubo más remedio que jugar la tanda de penaltis. Al final se llevó el gato al agua Francia, a Capplannetta le supuso una gran alegría y se unió a la hinchada francesa tarareando la Marsellesa. Había un tipo que no paraba de mirarle, con cierta cara de enfado y de derrota mal encajada. Capplannetta se acercó al tipo y empezó a bailar muy cerca de él tarareando la Marsellesa como un loco. El tipo lo cogió del brazo y lo apartó de la muchedumbre en pleno júbilo y celebración. Lo llevó a un lugar poco frecuentado y le enseñó un estilete de un palmo de longitud y le dijo: -No te imaginas lo fácil que esto entra en la entraña. Capplannetta se quedó estupefacto. Y en lugar de seguir hablando con aquel mal perdedor que ni era brasileño ni siquiera portugués siguió con su fervor francés aunque no le quitaba la mirada al hombre. De pronto el chico se le acercó aprovechando un tropel de gente y Capplannetta se puso a salvo. Capplannetta siempre recordaría aquel fanático pendenciero.

Pasaron veinte años y Francia volvió a ganar otro Mundial de fútbol en el año 2018. Capplannetta no lo celebró como aquella vez en el Vall d’Aneu. Capplannetta recordó al tipo mostrándole el estilete y ésta vez sí pasó miedo. Aunque ya nada podía ocurrirle, pero le daba vértigo pensar que estuvo tan cerca del abismo. Años atrás quienes ganaron el Mundial de fútbol fue su país (España), su país lo ganó en los mundiales de 2010. Pero no pudo celebrarlo como él quisiera. Ese año no hubo himno que tararear ni estilete que lo amilanase. Ese año estaba en proceso de divorcio.