Archivo de la etiqueta: Cecilio Olivero Muñoz

Capplannetta NS/NC

Llevo ya varios años sin interesarme en tener una relación seria de pareja. El primer pretexto sería porque no me siento capacitado. El segundo porque soy un gato escaldado. Si me preguntan a qué es debido les diría por unas cuantas razones personales. Pero la que más pesa en mis principios es la de no hacer daño a nadie que no lo merezca. Vivir en soledad tiene sus pros y sus contras. Aunque la independencia que se tiene es una delicia. Poco a poco voy volviendo al Capplannetta que siempre fui. Quizá ya no sea atractivo físicamente, pero estoy tranquilo. Ya no tengo que aguantar tonterías de nadie que no me quiera. Yo sé querer si me saben querer. Y todo esto viene a colación de que estoy en el dilema de tener o no tener pareja estable o dedicarme por entero a la literatura. Las dos razones son compatibles, pero ha cambiado mucho el hecho de encontrar pareja, ya que si no estás bien, la persona que comparte el día a día contigo tampoco estará bien. Hoy encontrar una pareja es someterte a vivir con todo lo que implica compartir y entregarse, y yo, que me gusta la libertad, prefiero vivir a mi aire sin dar demasiadas explicaciones. ¿Capplannetta busca una pareja para compartirlo todo o no busca por cuestiones de supervivencia? No sabe, no contesta. Volvemos como siempre a la casilla de salida. A mí me motivan cosas que pueden ser compatibles con el hecho de tener pareja, pero mi paz, esa paz que busco y aparece de vez en cuando, me hace volver a empezar de cero. Me gusta escribir, pero eso no es óbice, el motivo verdadero son mis costumbres en total sesgo con mi vida extraña. Tengo hábitos de vida que esos sí son incompatibles con el hecho de tener pareja estable. Soy una persona con costumbres extrañas. Compartir tu vida de pareja conlleva a vivir para dos, el amor es cosa de dos, y en compartir las tareas del hogar, además de la economía, y otras cosas materiales. No es que sea un egoísta pero mi vida conlleva detalles que son distintos a los de una chica normal. Yo no los llamaría malos hábitos, los denominaría como vida peculiar. Una vida muy distinta a la de muchas, o la mayoría, de personas civilizadas. Por ejemplo, escribo cuando me apetece, no trato de escribir por escribir, lo que sí es cierto es que la lectura, escuchar música y ver cine, son el combustible intelectual de un escritor. Hay hombres que son unos perfectos maridos, yo no he sido buen marido, y ser marido normal implica una vida de sacrificios que no estoy dispuesto a llevar a cabo. Hubo un tiempo en el que fui feliz en pareja, pero el egoísmo y otras situaciones no eran aceptables, ni por mi parte ni por la de ella. Una pareja feliz es la que comparte y lleva una vida sacrificada, ya que no todo depende de ti, también se debe tener en cuenta tu pareja.

Palabra de outsider-raíces flamencas

LOS COMIENZOS DEL FLAMENCO

A Fermin Olivero Quiroga, mi padre.

Planeta era gitano, también conocido como Antonio Monge Rivero. Un gitano heredero de muchos gitanos que llevaron el cante flamenco o cante jondo a todos los rincones de la geografía andaluza y española. Es sin duda el cantaor flamenco que más antiguo se conoce, ya que grababa sus discos en pizarra, se puede escuchar algo de él en YouTube, milagro de la tecnología.

Según Internet se dice que era cantaor y guitarrista. Nació en el año 1789 y sin duda era andaluz. Gitano y andaluz son adjetivos que van a la par. Ya que un andaluz no es gitano pero conoce del gitano como parte de su comunidad, y también a la inversa, el gitano, siendo éste de padre y madre y además andaluz, es un gitano doblemente caló. Planeta lo era. El flamenco le debe mucho a Planeta por su raigambre flamenca. También ha sido pionero de cantaores y cantaoras como Antonio Ortega Heredia, más conocido como el Fillo. Cantaor gitano y De San Fernando, como lo era Camarón de la Isla y muchos gitanos más que dejaron allí su duende. También podemos hablar del “Nitri”, su nombre y apellidos serían Tomás Francisco Lázaro de la Santa Trinidad Ortega López. Cantaor gitano sobrino De Francisco Ortega Vargas, una estirpe de gitanos reales y de raíces en la hondura flamenca. A Francisco Ortega Vargas se le concedió la primera Llave de Oro del Cante flamenco, la primera que se conoce. Dejó su vida y sus raíces en Jerez de la Frontera. De todos estos cantaores conocidos entre el siglo XVIII y el siglo XIX no tenemos ninguna grabación. A menos que busquemos en Internet, ya que es el lugar donde se renueva hasta lo antiguo.

Hermanos Pavón

Pero de ahí podemos (omitiendo a muchos cantaores) rememorar a los hermanos Pavón. Ya que son flamencos a los que se les conoce grabación en vinilo remasterizada y a la vez mejorada. Recordando a los hermanos Pavón podemos hablar de Pastora (la más famosa) y a sus hermanos Tomás y Arturo. Pastora sembró su primera semilla en los casamientos entre folclóricas y toreros. Una costumbre que ha llegado a nuestros tiempos. De los hermanos Pavón podemos pasar a Juan Talega, donde también existen vídeos en YouTube. No crean ustedes que aquí se resume el cante flamenco ortodoxo, dicho de una manera coloquial, estos hombres crearon un arte que nació de los gitanos y que ha unido etnias y fronteras.

Hagamos un alto en el camino con Juan Talega. A Juan Talega se le puede ver ya anciano en grabaciones en blanco y negro. Y se le puede tildar de llevar la estirpe de los antiguos flamencos. Se le pueden llamar como los Sonidos Negros. El cante de Juan Talega es lo que nos queda y también otras grabaciones, de todo aquello que no debe de cambiar. Pues ya lo dijo Camarón en su momento. Sobre los cantaores de ahora dijo Camarón que él hizo su propio camino, para que los jóvenes flamencos partan de ahí.

NOTA: Mucha de la información que aquí les escribo la he sacado del Internet, aunque sobre todo de mi padre. Gran aficionado al flamenco antiguo. También he visto muchos vídeos por YouTube. Estos, creo yo, son los fundamentos que para mí son fidedignos. No quisiera dejarme ningún cantaor fuera, ni tampoco guitarrista, pero hay mucha miga en el flamenco, que yo como aficionado he creído oportuno destacar ésta. Este escrito, a mi parecer, es la antesala del flamenco por antonomasia. Cada cantaor y guitarrista es un mundo dentro del arte.

Capplannetta y los amigos de adolescencia

Cuando se enteraron mis amigos de la adolescencia no daban crédito. No se lo creían: -¿qué? ¿Capplannetta poeta? No me lo creo. Con lo que ha sido Capplannetta. Tienen tan poco crédito hacia mi persona como poeta que poco les importa que me haya crecido la tripita. Capplannetta ¿escritor? No me lo creo. Y es que Capplannetta no era buen estudiante en el colegio, pero tampoco dan crédito a otras cosas que no diré, porque Capplannetta no va de poeta por el mundo, aunque hay otras amistades más recientes que sí lo creen, pero me ofende que me traten de garrulo, aunque yo crea de ellos que son ceporros. Cuando habla de alguna película o algún libro la gente se lo toma como locura propia de un Quijote posmoderno. No ha montado a Rocinante, ni tiene un Sancho como escudero, es alguien que es todo un personaje. Porque ¿en qué hace hincapié Capplannetta en su escritura? Unos dirán, en lo de siempre, sin ni siquiera haber leído un libro de Capplannetta. Y yo les diría que no, que mi escritura no es ni agua dulce ni agua salada, aunque no carece de naturalidad al respecto. Cuando Capplannetta escribe ¿de qué puede hablar? La verdad es que ya no es quien era. El destino lo ha puesto en su lugar correspondiente. Por ahora no pisa el barrio. Es un barrio tranquilo, aunque con muy mala fama, inmerecida. A Capplannetta le ocurre lo que a tanta gente le ocurre, que ha perdido el encanto a eso de salir e irse de fiesta. Ya no tiene edad para hacerlo como antaño. Eso, y además que al igual que él sus padres son ya mayores. Eso le hace tomar una actitud para ofrecerles a sus padres vida tranquila.

Capplannetta capbrut

Hoy dice la prensa: la banca española gana un 45% más en 2021 desde el COVID-19. Y me digo, ¿dónde están los lobos solitarios? ¿Por qué Herrera en la onda dice que Catalunya está en guerra? ¿Dónde están los talibanes? ¿Por qué no dicen la verdad y dicen que el COVID-19 es un arma de laboratorio? ¿Por qué no dicen que estamos ante un holocausto normalizado? ¿Por qué no hablan de la deforestación en el Amazonas? ¿Cuánta demagogia y desfachatez debemos seguir aguantando? ¿Por qué los medios y cada uno de ellos dice un dato Fake? ¿Por qué no dicen que estamos en una guerra viral? ¿Por qué callan los medios el incremento de pacientes psiquiátricos? ¿Alguien está beneficiándose de la renta mínima? ¿Por qué no dicen que el rey emérito ha vendido armas a los árabes para luchar contra el Yemen? ¿Por qué tienen a Julian Assange encerrado? ¿Qué no quieren que veas? ¿Por qué lo llaman olas de frío si es un invierno primaveral? ¿Por qué nos quieren vender automóviles híbridos cuando lo que necesitamos es vehículos que no contaminen en un 0%? ¿Por qué no dicen que no paran de venir pateras y que es una diáspora africana? ¿Para qué tanta seguridad privada y te amedrentan diciendo que los okupas? ¿Por qué tenemos que pasar la ITV cada año? ¿Porqué no hablan de la pobreza energética? ¿Por qué la televisión es tan zafia, tan asquerosa, tan chabacana? ¿Por qué todo tiene un tufo a cloaca cuando hablan de cosas como el fútbol? ¿Por qué un presupuesto mínimo en los ministerios de cultura y educación? ¿Por qué los noticieros se han vuelto amarillos? Sé que muchos lo entenderán, otros, seguirán con su rutina, pero los cayetanos me dirán aquello de: ¿por qué no te callas?

Capplannetta y los amigos verdaderos

He tenido suerte en la vida con respecto a las amistades. Soy hombre de pocos amigos, pero mis amigos empezando por el señor de Bidaxune y siguiendo con Juan Herrada Sabio, tengo un amigo al que no veo, le llamamos Ferretero, ya que tuvo una ferretería pequeña y allí íbamos a hacerle compañía. Después está mi amigo Pablo Méndez, que es amigo, mi editor y un poeta excelente. La vida pone en tu destino alguna china en el zapato, de la cual, si sigues andando te tropezarás. Pero si optas por la soledad y las amistades verdaderas siempre agradecerás al azar como parte de una certeza que ha sido beneficiosa para tu camino. Tengo amigos con los que estaría toda una vida, incluso les invitaría a mi mejor güisqui. Pero existen conocidos que no invitaría ni a un café. Yo puedo resultar tóxico, pero lo que me conmueve es que no es que yo haya elegido a estos amigos verdaderos, sino que ellos también me aceptaron como parte de su vida de infortunios, desventuras y también para los momentos buenos. Tengo amigos con la cabeza tan bien amoblada que tienen hijos con padres orgullosos, ese, es el caso de mi amigo Juan Herrada Sabio. Es gran padre, un buen hijo, y aunque no seamos aficionados al mismo equipo y diferimos en ideales políticos, somos amigos nada interesados. Dedicar un libro es una cosa seria. Yo he dedicado libros y portadillas a amigos de verdad, otros, quizá, no lo merezcan tanto, pero siempre puedo llamarles para lo bueno como para lo malo. Los mejores amigos son aquellos que pasas un rato agradable, que saben encajar cualquier embate, y son amigos para siempre. Esto me recuerda a la banda sonora de los Juegos Olímpicos en Barcelona 1992. La canción rumbera del grupo Los Manolos, Amics per sempre.

Capplannetta y la hipoteca

El planteamiento de esta sociedad consumista y capitalista es la nueva esclavitud de este siglo. Estoy dejándome mi juventud atrapado por la banca. La banca es necesario que se nacionalice por completo. Como yo hay muchas personas así. Te pasas la vida pagando una hipoteca para después sea motivo de escarnio para tus progenitores, y algunos casos, para tu descendencia. Se puede salir sin dinero, aunque el tío vivo de esta era de especulación y de austera economía es precepto que les conviene a políticos y bueyes inversores. Yo, a mí modesta opinión, creo que vivimos una vida de mes a mes y de cosas que no nos podemos permitir. La lucha de clases se debe a que los ricos son cada vez más ricos y los pobres siguen su brecha de lucha en las elecciones. ¿Pero de qué sirve votar? Los amos del mundo son la banca internacional y los paraísos fiscales. Conozco gente muy tocada por el tema de la economía y de las plataformas de ventas por Internet. El imperio no es un país. El imperio es el gran capital y las grandes economías. Yo estoy hipotecado y vivo como mejor puedo. Austeramente. Ojalá se nacionalizaran las empresas eléctricas y de servicios, además de la banca, y la mentira de los seguros. Todo es una manera de ganar dinero. Unos se conforman y votan a la derecha, pero para ser de izquierdas es, sin duda, la manera que tenemos los pobres para vivir nuestra vida con necesidades básicas y precariedad. Desde la llegada del Euro todo se ha redondeado en precios y en un marketing corrosivo, ya que los precios van al alza, y los pobres no podemos vivir en una vivienda decente a menos que nos hipotequemos. Vivimos una vida precaria, inhumana.

Capplannetta y el confort

No sé cuando perdí el confort emocional. Debió ser en aquellos días cuando me emborrachaba por el simple hecho de no quererme. Las personas que hemos tocado fondo llegamos a un estado de inestabilidad. Ahora sí me quiero, pero en mi vida he soltado algunos lastres para hacer acopio de otros nuevos. Que me perdonen todas aquellas personas que se vieron en un dilema por mi culpa. Este perdón abarca a personas y criaturas colonos del Monte de Venus. ¿Qué ha sido de mi confort? ¿Cuándo ha llegado el momento de mi propio hostigamiento? ¿cuándo? En realidad nadie ha dicho nunca que el mundo sea confortable. Quizá lo digan los ricos. Ya que sus lujos los costeamos los pobres con una vida de precariedad absoluta. Aunque crea en una política donde se emancipe el proletariado y el lumpemproletariado, no me adhiero a ningún sistema político. Mi política es la del día a día. Mi zona de confort, la verdad, nunca existió. En mi infancia y adolescencia viví una especie de vida confortable edulcorada. Planes que había hecho para este nuevo año no los he llevado a cabo. En lugar de eso he seguido castigándome la paz y la vida confortable. La infancia y la adolescencia son una primavera inocente. Prefiero mi vida de ahora, pero ¿para cuándo mi paz verdadera? Aquella del dicho de No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. No vivo una vida de lujos, pero ¿y el confort? ¿Cuándo se fue de mi vida? ¿A qué puedo aspirar yo si he vivido en el subsuelo toda mi vida? Mis padres, trabajadores excepcionales, mis hermanos, bueno, prefiero no hablar de ellos por discreción. Pero, ¿qué puedo yo reprocharle a la vida? La verdad, soy mi peor enemigo ahora. 

Capplannetta habla sobre flamenco

APUNTES SOBRE FLAMENCOLOGÍA

¿Dónde están esos flamencos que no abandonaban los antros, los tablaos y las discotecas? ¿Dónde están los flamencos que ahora bailan reggaeton? Esos flamencos que juraron fidelidad a la calle de Los Lunares. Esos discípulos de Camarón y de Manolo Caracol. A cualquier artista se entregaban, ya fuese gitano o payo. Rompían el silencio entre repiqueos y sus palmas. Ahora escuchan tecno, trance, house. Se han olvidado de las rumbas, de los tablaos y bailes como el zorongo, zambras, verdiales, se han olvidado. No hay rastro ya.

Mirador de San Nicolás, están templadas esas guitarras que van a acompañar la saga de los Morente, con Soleá, con Estrella, con Kiki. También están los Habichuelas.

Andalucía es una mujer morena que baila echando a volar sus volantes. Flamenco, patrimonio de la humanidad. José Manuel Caballero Bonald, Félix Grande, Enrique Morente, Blas Infante. La música viva que es la flamencología es una cátedra esencial. No existe cosa más maravillosa.

Vendrán con la tierra por la cintura los nuevos flamencos. Los nuevos, los que fusionan, los valientes. Jerez de la Frontera, La Paquera, el Gasolina (padre) al que pude disfrutar en algún recital. Jesús Méndez, pariente de la Paquera de Jerez; en Málaga el Chaqueta, la Repompa, en Huelva Paco Toronjo. Desde Silverio Franconetti no se conocen seguidillas mejores que las de Manuel Torre. Camarón de la Isla es el duende, la hondura, todo un mito. Fernanda y Bernarda de Utrera, pueblo en la provincia de Sevilla en el que ha surgido más de un cantaor. Chano Lobato y sus alegrías, como también un gran repertorio flamenco, en el que la juventud ha bebido. Los Farrucos, una saga de flamencos de grandioso arte. José Mercé, y su bondad para dar oportunidades a los nuevos flamencos. Todos ellos herederos del flamenco. Sin olvidar a Diego Carrasco, ni a Esperanza Fernández. Nadie lo dirá en la vida como La Perla de Cádiz, Los Moneo, Pepe Marchena, el Chocolate, el Pele, Miguel Poveda, Mayte Martin, Duquende, el Niño Gloria, la saga de los Rancapino, cantan hijo y nieta. Todos estos flamencos curtidos por la vida de generosidad cultural de Andalucía. Diego el Morao, El Pali, con sus sevillanas por seguidillas. Raimundo y Rafael Amador, José Menese, los gitanos beben el reflejo de plata del Río Guadalquivir. Bailaoras japonesas, el Pollito de California, y su arte flamenco y yanqui. Los hermanos Mairena, Carmen Linares, el Cabrero, Sabicas, Lole y Manuel, en Sevilla Lole ha sido musa de grandes aficionados. Hay tanto para escuchar, para oír, que vale la pena que se pare el reloj a cambio de una soleá. José Soto y la saga de los sordera. Porrina de Badajoz, sus sobrinos Los Chunguitos.

Sevillanas, tarantas, bulerías, tangos, fandangos. La Niña de los Peines y sus hermanos Pavón, Márquez El Zapatero. Al toque Tomatito, Paco Cepero, Raimundo. Me dejo tantos en el tintero que me parece traicionar a aquellas voces que están en las plataformas. ¿Y todos aquellos que no están? La flamencología selecta es una delicia. Cantaores de mi querida Andalucía. Escuchen flamenco.

Capplannetta y la locura de los Panero

Muchas veces me pregunto: ¿cómo se las apañaría Panero para leer y escribir en un manicomio? Estuvo en varios, incluso vivió solo. Pero todo aquel que haya visitado o haya residido en un manicomio sabe que es algo muy difícil de digerir tras el día a día. ¿Tuvo un trato especial? Era sabido por todos los que hemos seguido su trayectoria en documentales y demás películas, o los que hemos conocido su poesía, que Leopoldo María Panero salía y entraba del manicomio algunas veces. Eso es un trato especial. Sin duda se le nota sedado por la manera de abrir la boca y salivar. Leopoldo María era un fumador empedernido, pero en toda o casi toda su poesía se le nota una lucidez y una originalidad impecable. ¿Por qué los locos escriben (algunos) esa poesía tan desmarcada de la de los que están ‘bien” psicológicamente? Dicen que en todos los manicomios en los que estuvo dejaba tras de sí una pequeña biblioteca que dejaba por no tener un lugar concreto donde residir. Los gritos y la precariedad existencial que hay en los manicomios se percibe a primeras luces que es un lugar imposible para concentrarse. También para crear como Leopoldo lo hacía. Para mí y por mi experiencia digo que es ya casi imposible concentrarse en un lugar donde residen los vecinos, es decir, una comunidad. Imagínense un manicomio. Me llama mucho la atención que Panero hiciese alarde de ese culturalismo estando tan próximo de la locura verdadera. He leído sus textos y son de una calidad excelente. Es obvio apuntar que la resistencia mental que tenía Panero más de uno quisiera tenerla. Aunque en la familia de los Panero había indicios de locura en casi todos, los más cuerdos de la familia parecen ser Michi y Felicidad Blanc (la madre de los Panero).