Archivo de la categoría: poesía

RECETARIO DEL RECUERDO

Te recuerdo a menudo. Y más ahora, después de haber leído que Ferran Adriá está por Perú, y después de haber leído en una entrevista de un periódico peruano donde hace unas declaraciones acerca de la nueva ola de cocineros noveles peruanos te recuerdo más que nunca, siempre lo hago cada vez que hablan algo sobre cocina. Recuerdo tus recursos en la cocina. Así nos hemos quedado, como en la foto, como dos pollos pelados y penetrados por una botella. Las patatas son la guarnición perfecta para recordarte aún más, tú sabías lo que me gustaba. Se acerca el aniversario de tu muerte. Allí dónde estés este pequeño homenaje. La foto es un regalo, a veces mi manía obsesiva de guardarlo todo tiene su efecto. Este poema también es otro artilugio que he guardado. 

TENGO HAMBRE, MUCHA HAMBRE

 (de ti)

 Necesito del bendito sabor de la vida,

necesito probar de tu buena sazón,

degustar siempre de tu sazonada comida

es labor que no olvida nunca el corazón.

Degustar tu lúcuma desconocida,

saciarme la virtud con tu chanfainita,

eres potaje de judía y patata cocida,

pucherito bravo que mi chu-chú imita,

eres lomo suave, solomillo a la manida,

ágape de golosina y bolsa de palomitas,

pan con pamplina, chupe de camarón,

mermelada, queso tierno, tacos, vainitas,

flan, tocino de cielo, mejillones al vapor,

arroz chaufa, pollo frito y unas lentejitas

con su chorizo en plena ebullición,

salpicón, gazpacho, morteruelo, parigüelita,

sopa con tropezón, frijoles en su esplendor,

bendito bistec con sus patatas fritas,

conejo al ajillo, conejo con arroz,

sabor del tomate con su lengua exquisita,

con un cocido andaluz al punto y hervor,

anticuchos y finas hierbas en tus pechuguitas,

unos picarones, unos caracoles, y requesón,

redondo alfajor con miel de frutas variaditas,

besos de moza, pollo a la piña, a todo piñón,

deliciosa tu paella con sus palabritas,

tu pepián, tu rocoto, tu lasaña, y tu amor,

tu mondongo italiano, y tu carapulcrita,

tu pollo a la brasa, tu yogurt y tu picantón,

tu dulce algarrobina, tus calamares en su tinta,

perejil, cilantro, romero, tomillo, pimentón,

empanada, sándwich, empanadilla,

cebiche de conchas negras, jamón con melón,

almendras garrapiñadas y peladillas,

salitre en tu colacao, en la leche, en tu fogón,

cebolla, mozarella, carne y mucha miga,

y a veces y otras veces, un milagro de peces,

merluza, boquerones, pescadilla,

mero, perca, perico, y chanquete,

milanesa, salchicha, (hot-dog), ensaladilla,

turrón norteño, sabor de Jijona, sorbete,

trucha, cangrejo, papa-seca, granadilla,

capuchino, café solo, irlandés y moliente,

carne mechada, ternera en salsa, papa amarilla.

la escudella, el estofado, coca de aceite,

a la guanábana, a la palta, a la mantequilla,

pecado de cardenal, de chocolate con leche,

pecado de bacanal, pecado a la vainilla,

alucine en el paladar, remedio indecente,

ensaimada, sobrasada, croissant, canelillas,

potaje de almejas, piñonate, aguardiente,

coñac, anisete, nueces con nata, natillas,

pestiños, mistela, güisqui, miel silvestre,

crema catalana, magdalenas, quesadillas,

pistacho, mortadela, espagueti, queque,

altramuces, anchoas, olivas y pizza al dente;

de jamón york, de atún, de patatas mis tortillas,

qué buen sabor tiene lo que tan bien huele.

 In Memoriam, a Zoila Rosa Villar Otero

-No te olvidaré Nunca- 

Media foto de los dos (texto)

Escribí este poemario (clickear encima del banner para leerlo) entre épocas de crisis y épocas de felicidad. Hemos sufrido mucho, los dos. Hemos sufrido problemas económicos que nos han arrojado hacia una realidad de reproches dados el uno al otro, sencillamente por la realidad injusta e interna que este mundo tiene dentro de sí. Hermisferios diferentes, costumbres distintas, placeres que nos distan, distancias que nos unen. Este poemario está parido como un hijo ansiado, como un hijo súper-deseado, es parte de mis vísceras, es parte de mis entrañas. Este libro no será premiado por ninguna editorial ni concurso, no le darán el premio Nacional de poesía, no estará en los rankings de los 10 más vendidos, digamos que es un poemario marginal escrito por un autor marginal. Este brote de palabras de un outsider de los sentimientos no pretende crear escuela, aunque nada tenga que envidiar a las telarañas de las academias, a los apolillados tesoros de biblioteca y a las grutas de abismo intelectualizadas. Es un pedazo de entraña trémula y caliente como un corazón palpitante arrancado de mi cuerpo. Este poemario presume de tener una doble vida, es como ese tipo anciano que esconde una bigámica vida, que esconde una vida desaforada, una vida en las tinieblas, una vida en la sombra. Te quiero mujer de nada heredera, te quiero entre el espanto de mis preocupaciones, partes desde el hábito y el goteo de estar gestando tu propia derrota, partes desde la necesidad y el hastío de ser una mujer plena. Mientras que los demás gozan del Martini del domingo tú y yo gozamos de la agonía suspirada por la crisis, rompemos poemas y fotos entre cada crisis afectiva, rompemos miradas frágiles como el cristal, rompemos anhelos entre cada suspiro, rompemos nuestra ira hecha de escarcha y rutina catastral, rompemos nuestro mundo de azul y rosa, rompemos lo que roto ya está, rompemos la causa que nos afecta, rompemos hasta nuestra causalidad, rompemos nuestra vida loca, rompemos con la vecindad, rompemos deuda a deuda y gota a gota, un mes a mes de puta contrariedad, rompemos día a día, y a teja-toca, rompemos la dicha sin nuestra verdad, rompemos con lo que toca, con lo que nos agota, rompemos cuando el adeudo sostiene la paz, rompemos cautivos de nuestra sombra, rompemos con Lizz y con Suzane, rompemos con el litigio sin la asquerosa pompa, rompemos con el cansancio para luego volver a empezar.

 

Media foto de los dos

SER DE PIEDRA

No quiero moverme. No. Mi médico me aconseja que ande dos horas, o al menos una al día. Pero yo no quiero moverme. Quiero ser una piedra. Inmóvil, clavada en la tierra, compacta, maciza, indefensa y al mismo tiempo dura. Quiero ser mejor un árbol, grande, alto y hermoso. Quietud de doble filo. Estático e insensible. Quiero ser un hombre siempre y cuando no conlleve ningún riesgo. Quiero tranquilidad eterna, quiero la serenidad de un día de verano. Aunque siempre aparezca alguna tormenta pasajera, estar sereno, luminoso, es toda mi meta en la vida.

NEGRA FELICIDAD

  Tengo que echar una carta al buzón,

misiva importante

que me devuelve algo de ti,

tengo que echar una carta al buzón

y la respuesta ya la conozco,

buzón de correos,

circular y amarillo,

noticias tuyas, silencios mutuos,

tengo que echar esta carta al buzón,

el buzón está debajo de mi casa,

sin embargo, parece

que esté en la mismísima Patagonia.

Tengo miedo de salir a la calle,

miedo de encontrarme una fiera,

la fiera que se cruza conmigo

desde el ascensor.

Me llaman todos desgraciado.

Mi encierro no es ninguna desgracia.

Me gusta la blanda anarquía

de mi imaginación total y libre.

Este poema parece un anuncio (triste) de IKEA,

están de rebajas paseos por las cercanías.

Han subido al alza las postrimerías.

Quítale hierro a este asunto.

Hazlo por ti.

Jamás renunciaré al confort del algodón.

No sientas pena de mi negra felicidad.

URKO

URKO

 

Más grande que un monte,

me miras y te veo grande,

perro travieso y bonito,

tienes tu nariz húmeda,

tienes ganas de estar conmigo.

Pelo marrón, lomo azabache,

gris mezcla de apagada

aurora frecuente.

Más grande que un monte,

ojos de luna astuta,

claro tu bajo vientre,

fuego en tu morro de bizcochuelo;

huyes del humo

de mi cigarrillo encendido,

te tumbas al sol,

tu barriga es alba

abrumada de terciopelo.

Gimes y parece que hables,

mi lucero de canela,

mi compañero triste,

mi inquieto centinela,

gracioso heraldo que ladra,

mi faldero amigo de siempre,

mi abejilla caprichosa,

tu andar es andaluz por gracia,

dormilón incesante,

cántaro de mi sueño canino,

ládrale al mundo

con tu improvisada rabia,

ceniciento volátil,

mi nariz de chocolate negro,

tus ojos de miel

son un ocre oscuro en el atardecer,

son amanecer sigiloso

que llega de puntillas.

Eres un niño celeste,

y un viejo desangelado,

eres mi cosquilla en los pies,

mi caricia caliente,

mi bollito brioche,

mi exigente presencia,

te digo ven y vienes,

te tiro tu pelota y me la traes,

juego contigo y disfrutas,

Urko bonito, bocadito de azúcar,

empañado cristal,

divino ser de luz y dulzor,

te quiero Urko,

mi York-Shire alucinante,

mi corazoncito de azules,

mi croissant en la leche.

Mi jazmín siempre-vivo,

mi sueño sostenido,

mi niño llorón,

mi mimo de rosas,

mi cucharilla de café.

Urko, mi sangre y tu sangre.

Lengua de gominola.

LINUS FOR PRESIDENT OF THE USA

LINUX, I LOVE YOU

 

Pensamiento libre,

Libertad de expresión,

Software libre,

Cibernética Anarquía,

Libre caminar,

Cultura Gratuita,

Download Free,

Información Gratis,

Socialismo Global,

Outsider on New York,

Insider on My Home,

Freedom on Silicon Valley,

Freedom for Tibet,

Libertad Sexual,

Poder elegir Adónde,

Nombre común a todas las cosas,

Deshazte del nombre propio,

Infancia Respetada,

Hambre zero,

Jubílate pronto,

Calidad de vida,

Ciencia gratuita,

Inversión en desarrollo,

Mundo Sostenible,

Energía Ecológica,

Primeras necesidades cubiertas,

Educación liberal,

Sentimental Educación,

Drogas Legalizadas,

Todos Somos Lo Mismo,

La Misma Cosa es El Mundo,

Abrid las ventanas Ya,

Que corra el aire Libre,

Hacedle que pase,

Decidle aquello de

COMO SI ESTUVIERAS

EN TU CASA.

¿Por qué no queréis cabrones?

Todo sería más fácil.

 

LA RED SOCIAL

FACEBOOK

 Breve retrato de la humanidad

A veces hay alguien en Facebook

que quiere ser tu amigo,

solamente porque ha visto

tu triste fotografía,

no te ha visto en la vida,

pero quiere conocerte.

A veces hay alguien en El Bús

que rechaza ser tu amigo,

solamente porque ha visto

tu triste día a día,

 cruce de miradas en la vida,

 nadie quiere conocerte.

¿La timidez es cobardía?

¿Para conocer basta con verte?