El tiempo y los libros

El tiempo y los libros me han hecho comprender tantas cosas que comprendo el sentido o el sinsentido de la vida. La vida me ha dado una lección que agradezco. He descubierto gente sana y tan inteligente que te hacen dudar sobre tu propia existencia. Si puedo hacer el favor de ayudar con mis textos me siento privilegiado y contento. Hay gente que las que un día hablas durante dos horas y otra gente en la que entablas una conversación de cinco minutos. Lo que es triste es el resentimiento. Pero eso es producto de nuestra incomunicación. Tengo un libro llamado Prosimetrap que no creo que venda. Pero yo sigo con la ilusión de hacer todo aquello que me guste. La conexión del mundo: Internet y las cosas como los teléfonos smartphones, la Inteligencia artificial, la revolución que está por venir, son motivo de preocupaciones aunque también de satisfacciones. No creo en el hombre como un ser noble y con férrea voluntad sagrada. Creo que todo es producto de nuestra imaginación. A mí el tiempo y los libros me han salvado de la estigmatización y del ostracismo, tan sólo porque la gente quiere confort y comodidad. No hacen nada por nadie, pero ¿acaso eso es una novedad? ¿Tiene importancia dar tu vida por una amistad? La gente no es mala, lo que ocurre que hay distorsión en sus vidas con dotes entre prerrogativas e influencias negativas. Con el tiempo te das cuenta que el cine es un cincuenta por ciento de mentira y otro cincuenta de realidad. Pero la vida, la verdadera es una mentira asquerosa. La conectividad es un hecho que no disipa dudas, la información es lo verdaderamente importante. La comunicación rechaza aquellos hijos de la inocencia para el buen provecho saciado equivocadamente.

Deja un comentario