Capplannetta and the simpathy for the Devil

La canción maravillosa de The Rolling Stones Simpathy for the Devil es todo un homenaje al Príncipe de las Tinieblas o Mefistófeles (según el Fausto de Goethe). En ella se habla de la matanza a los Zares de Rusia o del asesinato misterioso de los Kennedy. Verla en un vídeo supone volverla a escuchar por enésima vez. Pero tener la suerte de ver a Sus Satánicas Majestades en la gira mundial Bridges to Babylon supone un placer del cielo. Sería muy fácil el vacile de decir “Yo estuve allí”, pero es así, yo estuve allí. Fue una de las experiencias más místicas que he tenido, y en eso no tuvo ningún papel ni Dios ni el diablo. Fueron los Rolling Stones los que invitaban a orinarte entre aquel gentío compuesto por personas de todas las procedencias, para no perderte del concierto ni siquiera un momento. Escuchar esa pleitesía al demonio en vivo y en directo es todo un placer.

Un afortunado tuvo el privilegio de escoger una canción entre todo el repertorio de los Rolling. Y ¿qué canción eligió el afortunado? Paint it black, otro gran tema de sus Majestades. Hubo un antes y un después de ver a Mick Jagger danzando y chapurreando un español gracioso. También he visto a Bob Dylan, y la verdad, no hay lugar a la comparación. Los Rolling Stones son espectaculares. Se me acercó una guapísima holandesa que no hablaba ni una palabra de español. Pero el idioma no-verbal y el amor sin lenguaje alguno es como un idioma universal conocido, pues los dos gozamos a nuestra manera. Alguien dijo que estaban algunos de los músicos españoles que yo admiro desde otro ángulo, si cabe el término.

Los Rolling Stones no son poesía, son una puesta en escena milagrosa. Llevan el concierto grabado a fuego en sus entrañas. Viven la música a la manera que no lo hacemos los latinos, aunque más pasionales, los inglesitos llevan desde décadas con el liderazgo de la buena música a diestro y siniestro. Fue un placer de los dioses otorgado para mí. Me acompañó en el concierto un chico llamado Arévalo. Por cierto, ¿qué habrá sido de él? Fue un motivo en el que lo disfrutas tanto que no se olvida así de fácil. Por muchos años que pasen. Los Rolling Stones son míticos y han estado volando por el mundo durante muchas décadas. Sexo, drogas y buen Rock and Roll.

Deja un comentario