Capplannetta y las bases insumisas

Si pretendes escribir en serio poesía tienes que hacerle la pelota a todo periodista cultural, también a críticos y poetas que todo lo saben. Pero ahora estamos en una balanza donde si escribes elogiando, como si escribes para ganar concursos, tu gesta será imposible. Pero un poeta, por el hecho de ser premiado, o reseñado por algún famoso intelectual, conociendo el nepotismo bárbaro que existe en el mundillo literario, acabarás por hacer favores no correspondidos, y la mayoría hará oídos sordos, eso, si no te vapulean en la crítica o reseña que esperas para vender tu libro. He conocido gente que para vender en Amazon se ha creado distintos perfiles y cuentas para poner varios comentarios que incrementen las ventas. Yo no quiero ganar placas de ganador o finalista, o terceras menciones injustas porque odio los concursos y en el gran libro Singularidades de Vicente Luis Mora define bien cómo es la cosa, aunque lo necesite (el dinero de un premio) no voy a ir de trepa pidiendo favores a quienes no se lo merecen. No es resentimiento, es pura lógica andar ninguneando aquello que bien se conoce. Lo esencial en la escritura es escribir bien, ya que es una carrera a largo plazo que algunos abandonan.

Es un halago ganar un premio con todo lo que eso conlleva, y también una responsabilidad. Muchos ganadores de primeros premios en ciertas ocasiones acuden a la falsa modestia, unida esta, a la falsa humildad. Pero una pregunta: -¿No es verdad que existen tantos libros que hace de esto un galimatías que permite un agravio elitista? Los suplementos culturales han sido reducidos a escribir reseñas o entrevistas a poetas o escritores que tienen alguna influencia con el periódico. O escriben artículos o tienen estudios superiores, y eso me provoca cierto sinsabor. Ganadores de premios literarios son algunos epígonos de pacotilla. También se da el caso de chovinismo en dos vertientes, la una, nepotismo dedicado absolutamente a gente del país, y también ocurre con escritores reconocidos que se contradicen. Según el país donde se encuentren y le hagan la entrevista de rigor dicen una cosa u otra, y se delatan ellos mismos a través de un criterio cínico. Es hacerse el interesante con opinar y al mismo tiempo, un merodeo al chovinismo masturbador. Aunque lectores de grandes editoriales tienen un gusto literario con cierto sesgo personal que te diferencia.

Capplannetta y las editoriales necesarias

Acabo de leer una entrevista realizada a Elena Medel (que guía el rumbo de la editorial La Bella Varsovia) y el otro día vi el documental sobre mujeres poetas Se dice poeta (21 poetas nacidas entre 1974 y 1990) y me parece fenomenal que las mujeres publiquen poesía buena. Voces como Raúl Quinto, Unai Velasco y el jovencísimo poeta Mario Obrero van a publicar o están ya publicados en La bella Varsovia. También Luna Miguel y Marta Sanz. Considero que esta editorial ha realizado una cosa estupenda dentro del gran abanico de la poesía contemporánea española. Editoriales como .Visor, Aguilar, y Calambur y otras editoriales más han ejercido un liderazgo que define o pone en tela de juicio el poco riesgo para publicar a poetas de cualquier edad o género, incluso nada conocidos. La adquisición de La bella Varsovia por el poderoso sello Anagrama anticipa el buen estado de salud que tiene la poesía española. Anagrama que ha publicado en su catálogo narrativa y ensayo, vemos ahora que apuesta por la poesía. Esto a mí me parece excepcional. Pero existen editoriales como Ediciones Vitruvio o El Gallo de oro que tienen un catálogo atractivo. En Ediciones Vitruvio, que lleva publicando poesía desde 1995, siendo una editorial seria y que no guarda ningún atisbo de temor a la hora de publicar a diferentes voces del panorama poético actual, al igual que El Gallo de Oro, que también publica a escritores noveles. En Ediciones Vitruvio hay autores de poesía jóvenes y no tan jóvenes. Incluso se publican clásicos de la poesía internacional. Pablo Méndez (editor y poeta) ha estado siempre vinculado al nuevo presente poético, ya que como Elena Medel, y otros editores han optado por la poesía fresca y novedosa. En el catálogo de Vitruvio encontramos a Alfonso Berrocal, a Manuel Lacarta, a Eugenio Rivera, y autores conocidos como Luis A. De Villena, Carmen Conde, Justo Jorge Padrón, Nicolás Guillén, Antonio Gala y Jimmy Giménez Arnau. Pero es en mujeres donde debe ser rico un catálogo. Y el de Vitruvio lo es publicando a poetas como Ana Vidal Lagares o Isa Pérez Rod, Rosa María Echeverría y a poetas actuales ya adultos como Pedro Alcarria y Javier Olalde, entre otros. Cabe destacar que han ampliado el catálogo a la narrativa y al ensayo con gran entusiasmo. Y debido al COVID han hecho presentaciones de libros de poesía mediante videoconferencia al que se han apuntado la mayoría de editoriales. La pandemia ha incrementado las ventas de libros y esto quiere decir que las editoriales especializadas en poesía han visto mercado atractivo en Latinoamérica. También en otros países del continente europeo. Para mí es un motivo de alegría que la poesía vuelva a tener la relevancia que merece. No creo que llegue a términos como la narrativa o el ensayo, pero podemos albergar esperanzas en que el lector se declina por la poesía, y lo más maravilloso es que las mujeres tengan el merecido reconocimiento que ellas merecen actualmente.

Capplannetta and Milestone

MILESTONE

Miles Davis es sin duda el trompetista afroamericano con más personalidad del siglo XX y todos los tiempos. Su trompeta de latón galvanizada en cobre posee un sonido inconfundible. Odiaba que denominarán lo que él hacía como Jazz. Tuvo problemas con la ley por ser de raza negra. Cuando le dieron la medalla de las artes en Francia, al bajar del avión dijo con cierta retranca: -¿qué ocurre con ustedes que no han visto a un negro de clase media?

No se sorprendía por que en Europa admiraran su manera increíble de crear silencios y notas sostenidas con su trompeta. Sin duda asombró a Dizzy Gillespie y Chet Baker por sus solos de trompeta. Tenía una personalidad introvertida y con fuerte poder de seducción, tanto en un escenario como en persona. Grabó un disco sobre el concierto de Aranjuez llamado Sketches of Spain, adelantándose al disco de John Coltrane Olé.

Su nombre real era Miles Dewey Davis III. Nació en Alton Illinois un 26 de mayo de 1926. Y murió en el 1991 en Santa Mónica, California. Él solía decir: para mí decir Jazz es decir negro. Su problema era la cocaína. Pueden encontrar en YouTube su entrevista y concierto Miles Ahead. Homenajeó a Pablo Picasso, realizó bandas sonoras para películas. En Francia lo apreciaban mucho. Su discografía es tan amplia y tan variada que de él podemos decir que era un genio, tuviera la personalidad que tuviera. Su disco cumbre es Kind of Blues. Fue íntimo amigo de Charlie Parker, The Bird, como lo llamaban músicos en el backstage. Miles Davis es todo un referente musical, por lo cual deberían homenajearle en los Estados Unidos.

También es importante recalcar sus grabaciones con Charlie Parker ‘Bird’, también con John Coltrane, Chet Baker. Tiene su peculiar versión del clásico Autumn Leaves. Era amigo de John Lennon, y actuó en todo el mundo. Con su voz ronca lograba que la trompeta hablara. Murió de neumonía. Fue un hombre genial pero lo genial no tiene nada que ver con la personalidad.

Capplannetta reniega de la misantropía

Sus amigos le daban consejos. Sal y diviértete. Eres joven para estar solo. No te encierres entre cuatro paredes o te volverás loco. Y Capplannetta decía a todos que sí. Que jamás sería misántropo. Ni un hikikomori. Tampoco misógino, mucho menos homófobo. Él quería gustar a todo el mundo, y eso es una jilipollez. No se puede gustar a todo el mundo. Y más si eres un hombre de ideas fijas, aunque las ideas fijas parezcan una locura, él las tenía. No es que fuese impertinente, pero a él lo que le gustaba era tener la conciencia tranquila. Y eso no es malo. Digamos que es una virtud poco frecuente en este mundo. Aunque se puede vivir con la conciencia tranquila siendo un hijo de puta, aunque su madre sea una santa. Pero hoy en día un hombre de principios está infravalorado. Lo mejor es hacer el bien y no mirar a quien. Algunos se corrompen con esta máxima. Pero hacer el bien y no ser rencoroso siempre gustará a las personas buenas. Hay misántropos que son, bueno, mejor decir no son, porque como no se relacionan nadie sabe como son. Aunque hay mucha gente que echa la llave y se aísla del mundo. Se atomizan. No hay culpables, solamente hay una diversidad que nos hace distintos, y eso es lo maravilloso de todo este meandro. Porque vacunarse contra el mundo encerrándose es lo que los amigos de Capplannetta no quieren. Pero ¿lo hace por enfermedad o a modo de supervivencia? Los amigos insisten. Sal, diviértete, hazte el socarrón con según qué personajes y quédate con los amigos que valen. Aunque te tragues tu propia mierda, pero siempre es mejor eso a permanecer aislado del mundo. Y no sólo eso, sino que eres joven todavía.

Capplannetta y el amor hermoso

Este debería ser un post idílico y lo será. Debo decir que un idilio amoroso es la verdadera felicidad. Sé que me contradigo en otras publicaciones, pero hoy me levanté optimista. Vaya novedad. El amor cuando es recíproco es una verdadera delicia. Yo aspiro a amar y ser amado. Es mejor amar y después perder, que nunca ser amado. El amor te hace encontrar una paz que, como dice mi tío, se debe compartir todo, y eso es bonito. Resulta bello amar cuando hay una auténtica complicidad en ambos. Yo me casé por amor, pero no creo que vuelva a cometer esa locura. Se puede amar y ser amado sin casarse ni siquiera siendo pareja de hecho. Porque está la pareja de hecho, y contrariamente está la pareja de provecho. Esto no quiere decir que sea una relación interesada. Pero lo provechoso del amor hermoso es compartir, a veces discutir, como en todas las parejas, pero cuando la relación se vuelve un infierno es mejor partir la baraja. Yo he amado, y en algunas ocasiones he sido amado. Pero siempre recordaré aquellos guiños que me hizo el desamor como algo para aprenderlo. Soy positivo al respecto. De las cosas buenas se sacan satisfacciones, pero de las malas experiencias. Experiencias que pueden ser un recuerdo, como un fuego fatuo. Ya lo dijo Don Manuel de Falla: Así como el fuego fatuo lo mismito es el querer. Pero existe el amor que perdura. El que te demuestra y enseña el sol que ilumina tu camino. Ese sol puede ser un reflejo, pero cuando es amor hermoso, es una delicia en la que vale la pena el esfuerzo, el respeto y sobre todo, el hecho de amarse. El amor es bonito, y se debe cuidar si verdadero resulta.

 

Capplannetta orgulloso

Si de algo en esta vida estoy orgulloso es de mi familia y de las cosas que escribo. A veces con mejor acierto, y otras, con peor suerte. Verso a verso, frase a frase, voy hilvanando escritos sobre mi vida y a veces sobre la vida de otros. Si yo no escribiera poesía o cualquier tipo de texto estaría perdido entre mis derrotas e ilusiones. No me considero ni aficionado ni tampoco profesional. Cuando empecé entre los años 1995-1996 jamás pensé que progresivamente iría mejorando. Aunque sí les soy sincero, he aprendido mucho del señor de Bidaxune. Yo sobre Juan A. Herdi diría que cuando haga su debut como el de publicar un libro dejará a mucha gente boquiabierta. Es paciente, es calculador, es un animal poseído por la literatura. Se dice aquello de escribir por amor al arte, pero más que por amor al arte, yo diría que escribo por prescripción médica. Según los doctores es lo único que me puede salvar de mi estado de alucinación y paranoia. Aunque yo no diría que la cosa baila entre esos dos términos, ya que es un doble eufemismo. Tal vez involuntario, quizá como un tic que se apodera de ti, pero te vuelcas primero, luego te entregas al discurso, y cuando ya llevas unas doscientas palabras escritas estás poseído. Poseído por la escritura, o por la lectura, o por cualquier tipo de disciplina artística. Hoy hablaba con una amiga sobre el miedo a la página en blanco. Y yo en ese aspecto diré que todo es pura sugestión, tanto en la inspiración como en el enfrentamiento con las ideas como flores muertas. Lo que sí me da miedo es perder mis ganas de escribir. Escribir por publicar te lleva al fracaso, ya que es importante corregir rigurosamente.

Capplannetta NS/NC

Llevo ya varios años sin interesarme en tener una relación seria de pareja. El primer pretexto sería porque no me siento capacitado. El segundo porque soy un gato escaldado. Si me preguntan a qué es debido les diría por unas cuantas razones personales. Pero la que más pesa en mis principios es la de no hacer daño a nadie que no lo merezca. Vivir en soledad tiene sus pros y sus contras. Aunque la independencia que se tiene es una delicia. Poco a poco voy volviendo al Capplannetta que siempre fui. Quizá ya no sea atractivo físicamente, pero estoy tranquilo. Ya no tengo que aguantar tonterías de nadie que no me quiera. Yo sé querer si me saben querer. Y todo esto viene a colación de que estoy en el dilema de tener o no tener pareja estable o dedicarme por entero a la literatura. Las dos razones son compatibles, pero ha cambiado mucho el hecho de encontrar pareja, ya que si no estás bien, la persona que comparte el día a día contigo tampoco estará bien. Hoy encontrar una pareja es someterte a vivir con todo lo que implica compartir y entregarse, y yo, que me gusta la libertad, prefiero vivir a mi aire sin dar demasiadas explicaciones. ¿Capplannetta busca una pareja para compartirlo todo o no busca por cuestiones de supervivencia? No sabe, no contesta. Volvemos como siempre a la casilla de salida. A mí me motivan cosas que pueden ser compatibles con el hecho de tener pareja, pero mi paz, esa paz que busco y aparece de vez en cuando, me hace volver a empezar de cero. Me gusta escribir, pero eso no es óbice, el motivo verdadero son mis costumbres en total sesgo con mi vida extraña. Tengo hábitos de vida que esos sí son incompatibles con el hecho de tener pareja estable. Soy una persona con costumbres extrañas. Compartir tu vida de pareja conlleva a vivir para dos, el amor es cosa de dos, y en compartir las tareas del hogar, además de la economía, y otras cosas materiales. No es que sea un egoísta pero mi vida conlleva detalles que son distintos a los de una chica normal. Yo no los llamaría malos hábitos, los denominaría como vida peculiar. Una vida muy distinta a la de muchas, o la mayoría, de personas civilizadas. Por ejemplo, escribo cuando me apetece, no trato de escribir por escribir, lo que sí es cierto es que la lectura, escuchar música y ver cine, son el combustible intelectual de un escritor. Hay hombres que son unos perfectos maridos, yo no he sido buen marido, y ser marido normal implica una vida de sacrificios que no estoy dispuesto a llevar a cabo. Hubo un tiempo en el que fui feliz en pareja, pero el egoísmo y otras situaciones no eran aceptables, ni por mi parte ni por la de ella. Una pareja feliz es la que comparte y lleva una vida sacrificada, ya que no todo depende de ti, también se debe tener en cuenta tu pareja.

Palabra de outsider-raíces flamencas

LOS COMIENZOS DEL FLAMENCO

A Fermin Olivero Quiroga, mi padre.

Planeta era gitano, también conocido como Antonio Monge Rivero. Un gitano heredero de muchos gitanos que llevaron el cante flamenco o cante jondo a todos los rincones de la geografía andaluza y española. Es sin duda el cantaor flamenco que más antiguo se conoce, ya que grababa sus discos en pizarra, se puede escuchar algo de él en YouTube, milagro de la tecnología.

Según Internet se dice que era cantaor y guitarrista. Nació en el año 1789 y sin duda era andaluz. Gitano y andaluz son adjetivos que van a la par. Ya que un andaluz no es gitano pero conoce del gitano como parte de su comunidad, y también a la inversa, el gitano, siendo éste de padre y madre y además andaluz, es un gitano doblemente caló. Planeta lo era. El flamenco le debe mucho a Planeta por su raigambre flamenca. También ha sido pionero de cantaores y cantaoras como Antonio Ortega Heredia, más conocido como el Fillo. Cantaor gitano y De San Fernando, como lo era Camarón de la Isla y muchos gitanos más que dejaron allí su duende. También podemos hablar del “Nitri”, su nombre y apellidos serían Tomás Francisco Lázaro de la Santa Trinidad Ortega López. Cantaor gitano sobrino De Francisco Ortega Vargas, una estirpe de gitanos reales y de raíces en la hondura flamenca. A Francisco Ortega Vargas se le concedió la primera Llave de Oro del Cante flamenco, la primera que se conoce. Dejó su vida y sus raíces en Jerez de la Frontera. De todos estos cantaores conocidos entre el siglo XVIII y el siglo XIX no tenemos ninguna grabación. A menos que busquemos en Internet, ya que es el lugar donde se renueva hasta lo antiguo.

Hermanos Pavón

Pero de ahí podemos (omitiendo a muchos cantaores) rememorar a los hermanos Pavón. Ya que son flamencos a los que se les conoce grabación en vinilo remasterizada y a la vez mejorada. Recordando a los hermanos Pavón podemos hablar de Pastora (la más famosa) y a sus hermanos Tomás y Arturo. Pastora sembró su primera semilla en los casamientos entre folclóricas y toreros. Una costumbre que ha llegado a nuestros tiempos. De los hermanos Pavón podemos pasar a Juan Talega, donde también existen vídeos en YouTube. No crean ustedes que aquí se resume el cante flamenco ortodoxo, dicho de una manera coloquial, estos hombres crearon un arte que nació de los gitanos y que ha unido etnias y fronteras.

Hagamos un alto en el camino con Juan Talega. A Juan Talega se le puede ver ya anciano en grabaciones en blanco y negro. Y se le puede tildar de llevar la estirpe de los antiguos flamencos. Se le pueden llamar como los Sonidos Negros. El cante de Juan Talega es lo que nos queda y también otras grabaciones, de todo aquello que no debe de cambiar. Pues ya lo dijo Camarón en su momento. Sobre los cantaores de ahora dijo Camarón que él hizo su propio camino, para que los jóvenes flamencos partan de ahí.

NOTA: Mucha de la información que aquí les escribo la he sacado del Internet, aunque sobre todo de mi padre. Gran aficionado al flamenco antiguo. También he visto muchos vídeos por YouTube. Estos, creo yo, son los fundamentos que para mí son fidedignos. No quisiera dejarme ningún cantaor fuera, ni tampoco guitarrista, pero hay mucha miga en el flamenco, que yo como aficionado he creído oportuno destacar ésta. Este escrito, a mi parecer, es la antesala del flamenco por antonomasia. Cada cantaor y guitarrista es un mundo dentro del arte.