Capplannetta y Manu Chao (Fake-Blogger)

Hace unos tres años me metí en un bar del carrer escudellers en Barcelona y me pedí una cerveza. Había un grupo de unos trece o quince chavales al compás de una guitarra y como percusión una caja peruana. Tocaban y bailaban rumba. Me encanta la rumba. Me acerqué al grupo y me puse a cantar con ellos rumbas. Cantaban Los Chunguitos, Lole y Manuel, y hasta que cantaron El Desaparecido y entre ellos había un guitarra que la cantaba, y en seguida lo reconocí. Era Manu Chao, del grupo prohibido Mano Negra. Y le dije: -Hostia, eres Manu Chao, yo había ya escuchado a este muchacho. Y me contestó: -Eso me dijeron mis padres. Todos reímos por su ocurrencia. Y siguieron con la rumba a todo gas. De vez en cuando Manu decía: -Se rompa la máquina. Frase que hizo famosa el Gato Pérez.

Al rato pararon y estuvieron hablando y Manu seguía marcando acordes rumberos, hasta que al final cantó Me quedo contigo de los Chunguitos pero a un ritmo con el tempo rápido. Le pregunté: -Conoces bien el repertorio rumbero español. Y añadí: -Haces Mixtura, ¿verdad? Y él me dijo, no. Lo mío es el Cachivache-bugui. Otra vez reímos. Manu Chao es un chico divertido, extrovertido, y gente sana. Después nos fuimos toda la noche de bar en bar, inolvidable noche.