Capplannetta: del Bitcoin al algoritmo

La publicidad nos aconseja que compres bitcoins, que es la moneda futura, estamos siendo testigos de la nueva era digital, nos está cambiando la vida. Cuando en 1983 me preguntaba si el año 2000 sería con todo tipo de inventos, con coches que vuelan y un mundo sin fronteras, no creía equivocarme en muchas cosas, aunque en otras se sospechara. Verdaderamente hay cosas que son ya una realidad, aunque el bitcoin esté en paños menores hay gente que ya los tiene. Sin duda, el bitcoin puede que pierda su valor, y el dinero práctico de tarjeta se lleve el gato al agua. Lo que sí es aconsejable es invertir en oro, pero también existen sugerencias para que se invierta en bitcoin. Sin duda es un valor en alza pero hay mucho timo. El algoritmo hoy día es la razón por la que las grandes plataformas trabajan en un modelo competitivo para ganar mucho dinero. Plataformas las hay en wall street y y las hay pequeñas todavía (no son plataformas aún). Yo, para ser sincero, prefiero, aunque imposible fuese, intentar que los algoritmos no me controlen demasiado, cosa que puede ser debida a mi apetito por la dispersión consumista que me protege. Mucho se hablará sobre los algoritmos, está el hecho del control que se lleva a cabo con los algoritmos. Es todo un acto sin escrúpulos. ¿Pero el bitcoin es seguro? Parece que la moneda requiere de grandes financieros e inversores de todo tipo, la acumulación de la riqueza, el contraste que esto será. Todo es tan simple como un anuncio. Los algoritmos representan ante las plataformas digitales el rollo de invertir en Tesla, se anuncian en portales financieros, que en las estadísticas de inversión Amazon está muy por debajo, además del esplendor bitcoin y algoritmos todo el conglomerado de empresas modernas y llevadas a cabo por emprendedores es un mal de cabeza para los pequeños y medianos empresarios. Pero una cosa es cierta, entre los algoritmos tratan de saberlo todo sobre tu persona. Estoy seguro de que va haber grandes cambios futuros, en temas como los coches de electricidad, la computación cuántica, también cabe preguntarnos, Life on mars? Iremos a la conquista del planeta rojo, uno de los más cercanos al mundo inmundo mundano. ¿Para qué un planeta B? No hemos cuidado este como es debido, ¿para qué un planeta B? Miserable ser humano, tu obsesión es la vanidad, y la comodidad. Este post no pretende dar el coñazo pero esto es lo que hay. Se puede ser humano y respetar la naturaleza, se puede ser humano y luchar contra el hambre en el mundo.