Capplannetta aconseja para una buena salud mental

Recomiendo siempre hacer bondad, y no hacer caso de desprecios y ciertas provocaciones. Lo digo por experiencia. En esta vida se pueden conseguir enemigos por los temas más variados. Pero si no quieres que tu lista de enemistades se incremente trata de no ser déspota, tampoco impertinente, mucho menos prepotente, y aparta la soberbia que es una cosa que no gusta a nadie. Trata de sonreír siempre, eso gustará a quien te quiere, y hará rabiar a quien no te quiere. Sé educado, sé sincero, y sé amable. Estas tres cualidades harán que tu lista de amistades crezca, qué ironía, lo dice alguien con muy pocos amigos. No pretendo ir de gurú. Hablo desde la experiencia. Pero pensándolo fríamente se puede vivir sin amigos, aunque mucho mejor sería vivir sin enemigos. Lo que no se puede vivir es sin la gente que te quiere. Por eso creo que no hay algo más doloroso que perder a un hijo o una madre, también a un padre, a un padre como el que yo tengo, por supuesto que sí. Aunque no me halague ni esté de mí orgulloso. Desconfía de aquellos que te dicen que hagas aquello que sabes que debes hacer. La vanidad hoy en día es algo más potente que el propio hecho de ser buena persona. Desnudo estás ante los ojos De Dios, pero si estás desnudo ante los ojos del hombre no hagas jugadas inapropiadas de prepotentes y groseros. Quienes te niegan la mano también te negarán la paz, ya que son gente resentida y tóxica. No juzgues a nadie sin conocerlo, puedes llevarte una sorpresa. Trata de hablar de cosas que le interesen a tus amigos, y trata lo menos posible de hablar de ti. Aunque aquí yo lo hago sin reparo, pero es algo que no puedo evitar, ya que hablo no sólo de mí, también hablo de temas diversos, pero siempre desde mi perspectiva. Para pasar desapercibido lo mejor es no hablar demasiado, me refiero a hablar oralmente. Escucha, aprenderás y estarás dando amistad sincera. Aunque la amistad no sea ni pequeña ni grande, es mejor que sea amistad. Es normal que haya tantos escritores, pues escribir compone y ordena nuestras ideas, las dispersas y las arraigadas. Hay demasiados libros, pero el único libro bueno que puedes llevarte a una isla desierta, es aquel que cuenta tu experiencia en esa isla desierta. Escribir es importante, aunque se es mejor escritor leyendo. Es todo cuestión de tener inquietud y saber hacerte valorar dentro de la escritura, pues ya lo he dicho otras veces, pero repetirse, escribir desde la hipersensibilidad, y desde el ensimismamiento crea cansancio al lector. Pero escribir resentido para hablar mal de alguien es imperdonable y poco honesto. Aunque todo esto que digo ustedes ya lo saben. Son obviedades que quiero recalcar. Intenten escribir para el disfrute, si escribes para ganar dinero entrarás en banca rota.