Capplannetta y el poeta camarada

Escuchando la Samba Da Bençāo de Vinicius de Moraes me hace entrar en un momento de paz, ya que Vinicius de Moraes, el gran creador de Garota de Ipanema, es un excelente creador de canciones. Ha ganado mucho dinero en vida, y supongo que ahora lo harán sus herederos. Es un tema con mucha fama en todo el mundo, y aún más en Estados Unidos, ya que ha sido versionado por Frank Sinatra, y otros tantos más. Me ocurre la misma cosa con el viejo Bob Dylan, todo un gran creador de canciones muy versionado. Dylan tiene un tema llamado The Man in Me que es la banda sonora del film de los hermanos Cohen, The big Lebowski y es una  comedia excelente, el Nota, ese personaje al que amas nada más verle entrar en la historia donde se le presenta como a un perdedor. Sin duda, siempre hay un buen creador de canciones, aquí en España hay varios, pero dos de ellos son Joaquin Sabina y Joan Manel Serrat, también hay otros tantos, pero para considerarlos poetas basta con introducirse en su música. Otro creador de canciones brasileño es Caetano Veloso y también su hermana María Bethania, tienen un vídeo en YouTube que se llama Foguete, y es un tema encantador. Todos estos escultores de la canción son siempre camaradas de poetas y del gran público que los quiere y los admira. Escuchen música, vean cine, pero también lean. 

Capplannetta habla de cuando le den el Cervantes

Cuando me den el Cervantes se lo dedicaré íntegramente a mis padres, por su sacrificio absoluto. Mi discurso se centrará en la locura de Alonso Quijano, y el porqué se enferma leyendo libros de caballería. Seguramente me concederá el premio la reina Leonor, eso, sin despreciar a su padre, que ya habrá abdicado. Las bases del discurso irán enfocadas a la locura y al porqué a los locos les da la manía de luchar contra las injusticias del mundo, como es el hecho de Don Quijote. Cuando me den el Cervantes liquidaré la hipoteca que me concedió el banco, y con lo que me sobre quiero hacer una fiesta, una fiesta en Torre- Romeu, entrarán todos aquellos que se portaron bien conmigo viviendo aquí. No piensen ustedes que pretendo ir de poeta loco, yo quiero ser un escritor oculto, y por eso cuando me den el premio Cervantes lo recogeré con una bolsa del McDonalds en la cabeza, como Thomas Pynchon en los Simpsons, pero yo  seré más sofisticado, si se me permite el término. Iré con una escafandra de cosmonauta. Lo tengo todo en mi cabeza. Me preguntarán los periodistas: -Señor Capplannetta ¿porqué se pone una escafandra de cosmonauta? Y yo les diré con mucha farfolla: -Por cuestión de protocolo ante la reina. Tengo pensado ponerme en el casco una entrada de micrófono y que ésta la conecten al salón de actos de la Universidad de Alcalá de Henares, está todo calculado.