Arte sublime

Hace poco vi la película de Vincent Van Gogh encarnando el papel Willen Dafoe. Me pareció bellísima. Se podría mantener en una tertulia una discusión sobre los amarillos de Van Gogh. En esta vida, es una suerte inmensa además, tenemos el arte y la cultura como aliciente. Yo estoy enfermo de cultura, si me faltara yo creo que de alguna manera la sacaría de alguna parte, pero el ser humano es inteligente y siempre la ha necesitado, la ha requerido, la ha sugerido. Aquellos que buscamos siempre el lugar donde la cultura esté, no es que seamos distintos, es que pedimos algo más, somos exigentes en ese sentido, necesitamos de elixires, de flores de Bach. Yo no podría vivir sin Internet, pero antes que Internet, no podría vivir sin música, sin literatura, sin cine. Cuando me dispongo a crear una mixtura no sé donde quiero llegar, pero me encanta asombrar a la manada, llámenlo vanidad o tal vez la impronta del hechicero. Considero a aquellos que cantan, crean, escriben, interpretan música, componen, en fin, todos los que crean arte en definitiva, como seres especiales, en eso no existen los más y los menos, de cualquiera que cree se puede sacar una enseñanza, una visión, curar el mal del tedio a la manada, ejercitar el criterio propio y el común, acaparar sensibilidad. Mucho nos queda que aprender para conocernos por completo, somos una maravilla hecha misterio. 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s