Capplannetta y los locos del mundo

IMG_3475

¿Porqué los locos del mundo somos un uno por ciento? Quiero que sepan los cuerdos y los normales, que seremos más y cada vez más, y que la gran verdad que tendremos será la de tener fe, nuestra fe, en la psiquiatría moderna. Y hablaremos de nosotros mismos, en el psiquiatra, en los puticlubs y en los bares, que seremos legión pero no unos marginales, porque todo aquel que nos margine no será legión. Nos someteremos a la libertad de los parques, a la alegría dispuesta en los bulevares, a la travesura de convertirnos en poetas otoñales. Tomaremos una medicación sin efectos secundarios, Vincent Van Gogh será nuestro Santo Santorum del arte que hará visible que los locos sean algo más que impresentables de los que es preciso huir y tener atados y encerrados en alcobas acolchables, los que tendrán un rastro por el que caminarán los hombres severos, los hombres formales, los hombres de negocios, los hombres machos, los hombres abominables. Empezaremos a dar la vida por nuestra legión de hombres especiales, hombres que necesitan amor, sin besar ocultos en los portales, nos besaremos en plena calle, en las plazas angulares y digo besaremos porque somos el futuro en todos los lugares, la ilusión se impartirá en nuestros despertares, que nos teman los serios, que nos teman los cobardes, que nos teman los silencios, y los despreciables, ya no nos quedaremos sin recreo, saldremos de los hospitales, y no existirán los suicidios, porque de hoy a mañana los locos seremos los normales, y nunca más los vulnerables, nunca más los vulnerables, seremos televisión, cine, prensa, literatura y música recomendable, estamos comenzando a trancas y barrancas pero nos abriremos paso como la sangre caliente de las personas pasionales, con las respuestas que ahora no saben darte, los de adentro, los de afuera, los neutrales, porque hoy es ahora y para mañana será tarde, y ya no llorarán nuestras madres, porque todos seremos iguales. Tendremos a la ciencia de nuestra parte, dejaremos de ser una clase de gente para ser gente con clase, seremos el preludio de hazañas espaciales,  ningún planeta encontraremos que no nos sea demostrable, haremos del futuro nuestra llave, lunáticos y todo seremos la acción ligera de equipaje, la prisa vegetal de nuestras nuevas oportunidades, la religión sin ningún dios, sólo dioses naturales. De naturaleza serán nuestros dioses santos, aquellos que valen.