Capplannetta y la cara oculta de la TV

IMG_2824

Estaba viendo el canal televisivo 24 Horas Noticias de RTVE y había un debate sobre temas variados, era un debate donde intervenían el presentador del debate (que hacía de mediador y a veces intervenía), también participaba un periodista o analista político ya maduro, también había otro más joven, y a la vez intervenía otra periodista o analista política mujer madura, fue un viernes por la tarde, hablaban de temas como los pactos para la envestidura del recién votado gobierno socialdemócrata. También de los acuerdos regionales, y sin venir a cuento la periodista mujer empieza hablar y comienza con un discurso sobre las violaciones y el sexo gratuito, algo así como: -Pero que eso no, que no les salga la violación gratis (hablaba sobre los violadores en los San Fermines del 2016 llamados “la manada”) y todo esto mientras el tema era sobre los pactos de gobierno en Navarra. El presentador atónito hace reaccionar a la mujer, ésta se pone roja como un tomate y prosigue: era evidente, había perdido los papeles, mientras hablaba el periodista ya maduro José María Brunet, se le veía como testigo de que algo se cocía en el plató de La tarde en 24 Horas, de pronto el realizador comete un despiste y saca en el encuadre al presentador gesticulando, el debate pierde la razón, en tanto en tanto hacían una pantalla triple, al rato la mujer deja de aparecer. El directo es un gran hermano, puede ser una guillotina respecto a la credibilidad que le podamos dar a un periodista o un analista político. Sea del periódico que sea, también poco importa a que rama política se decanten, es cuestión de locura transitoria o cordura asquerosa, el directo puede magullarte, ténganlo en cuenta por si van a un programa en directo como espectador, o como relleno de alguna sección estúpida, pueden hundirse en la mierda o subir a la gloria absoluta, sean los protagonistas, no se dejen manipular.