Capplannetta y el cuervo negro

IMG_2587

Siempre le seguía una incómoda sombra negra, no le dejaba tener un momento de paz, él creía que esa era la sombra alargada de Caín. Los ancianos del lugar lo llamaban El cuervo negro, ya que era una sombra  negra, tenía la forma y la apariencia de un pájaro negro, que a todas partes le acompañaba. Volvió a su lugar de origen después de los años, y allí se encontró con vecinos ahora ancianos, con compañeros de la escuela primaria, con primos, y gente que era parte de su familia, y todos veían en él esa sombra negra. No gozaba de amistades en ninguna parte, la gente lo rehuía y sus padres, ya mayores, lo querían pero también veían en él esa especie de malditismo que le seguía por doquier. Muchas veces pensó en hacerse ermitaño, en vivir de los frutos que le diera la tierra, en beber del agua del pozo, yo mismo me lo encontré en el bosque aledaño a la aldea. Tenía cara de malo, aunque no era maldad lo que brotaba de su silencio, creaba su mirar una oscuridad temible y una cierta desconfianza, como un animal salvaje, como una fiera encerrada en una jaula por su rabia, que amedrentaba. Cuando hablaban los vecinos del lugar decían: -Dejadle, el solo se marcha con su huracán de pájaros. Y tenían razón, él solo caminaba con pensamientos alados que volaban por su escasa luz mental. Yo también lo vi. Era negritud la sombra que emanaba de su espíritu.

Capplannetta y la escritura

IMG_2810

Recuerdo cuando entró el primer ordenador en casa de mis padres, fue por el año 1996 y yo por aquellos años escribía a mano. Muchos ahora se sorprenderán, pero escribir a mano en mi caso me ha adiestrado con respecto a la gramática y la ortografía. También las lecturas, y mis enseñanzas con mi maestro de lengua castellana y literatura. Escribir a mano es algo estupendo, yo escribía en mayúsculas y con bolígrafos azules o negros (me refiero a la tinta), alguna vez rojo, aunque muy pocas. Así escribí mi primer libro en aquel entonces por el año 1998, ya que se publicó en 1999, libro que tuve que pasar a la tipografía de un ordenador si pretendía que fuera legible y tuviera una buena presentación. Me lo pasó al ordenador una novia de mi hermano, cuando lo llevé al editor tenía muchas faltas de ortografía. Dejé de escribir a mano al unísono de ir aprendiendo a redactar en un ordenador, fue más por obligación y porque las circunstancias así lo requerían. Ahora todo lo escribo a través de una computadora, y a veces a través de una tablet. La verdad es que he aprendido bastante, pero es muy importante la lectura. La lectura es en gran medida la manera que tiene el escritor de enriquecer sus temas literarios y también organizar sus propios criterios para llevarlos a cabo en la escritura. A veces el tema a escribir te lo propone un libro que estás leyendo, o viendo un programa en la TV, o escuchando música o en cualquier momento de la vida, escribir para mí es un lugar de encuentro conmigo mismo, donde yo hago un ejercicio de auto exploración y me permito mantener conversaciones con mi mundo interior; a veces hacen acto de presencia los recuerdos, otras son anécdotas o vivencias que he tenido, o simplemente ensoñaciones, aunque muy pocas, no me gusta mucho lidiar con la ficción, lo mismo me ocurre con las lecturas, trato de leer aquello que tenga su dosis de realidad, a veces echo mano del ensayo, otras de la autoficción y me gusta bastante la literatura realista, el realismo sucio también me atrae, incluso el realismo mágico también me seduce, y si tengo que etiquetar a mi poesía diré que me considero un poeta heredero de la poesía de los 50 y su poesía social, como también heredero de la poesía de la experiencia, y de sus fundadores (los tres poetas de La otra sentimentalidad como son Luis García Montero, Javier Egea y Álvaro  Salvador), también soy lector de mis contemporáneos (no diré nombres) aunque como lector he aprendido de que todo es cuestión de buscar e ir indagando, un autor te conduce a otro y éste otro a otro más, así es la cosa. Tengan buenas escrituras y buenas lecturas, pero sobre todo diviértanse siempre.

Capplannetta y la mala sangre

IMG_2902

A veces tienes que aguantar según qué comentarios para no perjudicar a la gente que quieres y te importa bastante. Aguantar por ejemplo que te pisoteen la autoestima solamente porque esa persona es pareja de tu hermano o de tu hermana, incluso para salvar algo por lo que has luchado hasta la extenuación, o también por salvar la educación de la que has sido beneficiado gracias a buenas personas que no merecen un escarnio deliberado. Porque los impertinentes y los fanáticos de la última palabra son personas con mucha arrogancia y son propensos al escarnio si éstos se lo proponen. Yo he tenido muchas veces que callar para salvar según qué cosas importantes para los míos, pero a veces es una tortura que te auto impones porque haces mala sangre y eso no te lleva a nada bueno. Te tienes que tragar la bilis y eso envenena a cualquiera que tenga cierto amor propio, porque está claro que los impertinentes tienen el cerebro podrido y son inoportunos (o quizá deba decir que buscan zonas erógenas para hacer sus maldades y recurren a la mejor oportunidad) porque son naturalezas con tanta inquina y veneno que buscan el rastro de influjo donde habita la espina del dolor, y demuestran que poco les importan la persona con la que compartes parentesco o amistad en común. Existen personas que tratan de ridiculizar en el momento oportuno en el que hay más gente de testigo, y así, tan rastreramente tratan de quedar ellos como héroes de una causa que los envilece porque se deben de tener buenos modales y tener clase, y lo que realmente son es villanos de las apariencias, y proxenetas de la moral excluyente. Asco siento por estas personas, pero en fin, no haré más mala sangre porque envenena el espíritu y luego orinas laca. Y escuece.

Capplannetta y las amistades selectas

IMG_2805

Dice la Biblia que dijo Jesús a los apóstoles que la amistad era algo sagrado, ya que nada era más señal de amor a Dios que ofrecer la vida por un amigo. Yo, aunque muchas amistades me hayan decepcionado, no puedo nada más que arrimarme a ese canto a la esperanza. Yo siendo un adolescente quería tener muchos amigos, cuánto más amigos mejor, me decía. Pero la verdad se va dilucidando cuando de maduro comprendes el sentido de la vida y te vuelves más selectivo con respecto a la amistad, ídem en temas de amoríos, pero eso de la amistad es un tema peliagudo. Esos que dicen: los amigos están para las duras y para las maduras, no es cierto. Llega el momento en que te sientes como un juguete roto, usado y manoseado por todo el mundo, y después vas de cabeza al cubo de la basura. Es mejor tener pocos amigos, aunque éstos que sean verdaderos, si puede ser, no hay que ser demasiado exigente, porque al final por una razón u otra siempre acabarás solo. El destino del hombre es morir solo, todos somos unos pobres solitarios, pero algunos más que otros. Existe gente que presume de tener muchos amigos, de estar bien relacionado, o en otros casos, de tener muchos contactos, y eso debe ser porque no ha visto de cara según qué cosas. Ahora con las redes sociales parece que andamos repletos de amigos y yo creo que eso es un espejismo, un espejismo que alberga un oasis totalmente sospechoso. Ni tanto ni tan poco, con decir que aveces te falla incluso la familia yo creo que dejo la cuestión aclarada. En fin, ya es tarde para hacer conjeturas sobre amistades fracasadas, o en otros casos, árboles sin fruto que son como una cáscara vacía, yo comparo a los amigos como a los gusanos de seda, en principio son gusanos con cierto encanto, son como seres raros que gustan y te caen bien, en segundo lugar está la fase de capullos de seda, crisálidas que albergan algo que presientes incómodo pero curioso, es un misterio que tiene un proceso de cambio, después se convierten en grises mariposas, que son también como polillas enormes y horribles, bien, puede valer, pero la amistad es algo por lo que yo no volvería a dar un ápice de sentimiento ni esperanza alguna. Aunque debo dejar claro que no cierro la puerta a la amistad, todavía no he tirado la toalla.

Capplannetta y El Callao

IMG_2619

Mi exmujer es del Perú, para más señas, de El Callao, o sea, chalaca (como lo dicen allá por esas latitudes) y se es chalaco porque su nostalgia es parte de su océano, la costa que da la cara a su Océano Pacífico es entre esperanza y rezo, se reza para que Neptuno aleje los tsunamis y los temblores de tierra. En El Callao he estado tres meses viviendo y esa localidad, que linda con Lima la Vieja, es un poliedro de virtudes. Yo vivía en la parte de Estibadores, había (recuerdo) un pequeño mercado junto al apartamento, pero el bueno es el de la parte de arriba, al que íbamos en moto-taxi, es un mercado con una variedad gastronómica asombrosa, es grande y bullicioso, no tanto como el que hay en Sáenz Peña, pero muy especial, allí se puede oler las especias, las frutas, el pescado, es una amalgama de olores. Recomiendo también una picantería en el antiguo Callao, la picantería se llama Mateo, es excelente, tiene variedad de cebiches y fritura variada, yo comí cebiche de conchas negras y chicharrón de calamar, platos exquisitos donde los haya. En Estibadores hay una buena pollería donde hacen buenísimos pollos a la brasa, también hay una buena panadería que hace esquina, y venden hasta pan árabe. El centro del Callao es Sáenz Peña y las calles colindantes. Se debe tener cuidado, en ningún lugar del mundo se puede bajar la guardia, pero esa zona es peligrosa para extranjeros, yo tenía que ir siempre acompañado, también a la salida y a la entrada del barrio de Guisse, allí los taxistas no querían ir, allí en Guisse, también conocido como El Barrio 5 he vivido momentos alegres, he reído, he bebido, he jugado a carnavales, es un barrio de gente sencilla, un barrio de pescadores antiguamente. El Callao tiene su propia banda de salsa La progresiva del Callao se llama, tengo alguno de sus CDS en algún sitio, recomiendo el tema Melao de Caña, en ese tema dicen que son chalacos, cosa que siendo de El Callao es motivo para sacar pecho con orgullo. Recuerden el tema de Juan Luis Guerra Woman del Callao, o también habla de él en sus cuentos Julio Ramón Ribeyro, y me gustaría, por último, hablar de sus gentes, ya que viniendo de un taxi de Lima me tocó un taxista admirador de Paquirri, el torero muerto por cornada de toro en la plaza cordobesa de Pozo Blanco, y éste hombre me habló de las mujeres del Callao, me dijo: la mujer chalaca es fiel por naturaleza, buena cocinera, mujer casera, buena hembra en la cama, pero como la engañes con otra mujer, ahí sí lo tienes todo perdido. Visiten El Callao, coman en Mateo, disfruten, beban, saboreen, disfruten del Perú, el Perú es sabor.

Capplannetta sabe que todos vuelven

IMG_2834

La canción que compusiera César Miró y Alcides Carreño Todos Vuelven, y que llevara Rubén Blades a su repertorio lo dice bien claro: TODOS VUELVEN, y sí, es una realidad. Todos vuelven a la patria donde nacieron, y no sólo eso, vuelven para morir algunos, y otros vuelven para reencontrarse con parte de su vida, gran parte. Aunque el hecho de migrar sea por obligación muchos pierden arraigo, ya que la patria donde “todos vuelven” no los reconoce como hijos legítimos en algunos casos, sobre todo los que anduvieron lejos durante largo tiempo, se quedan sin raíces y no son de ningún lugar, aunque éstos tengan doble nacionalidad. Esto ocurre en muchos casos con la inmigración, hecho que también ha tenido su mismo problema de raigambre aquellos emigrantes españoles que emigraron al norte de España y de Europa. Pero repito hasta la saciedad Todos Vuelven como dice la canción. Cierto es, y lo creo con gran convencimiento, que el futuro es la Mixtura, la mezcla de nacionalidades, la mezcla de razas, es pura lógica, aunque éstos matrimonios no lo tienen del todo fácil, pero es el amor el que mueve las ganas de prosperar y hacer vida en común, por eso digo, no es fácil que matrimonios mixtos las tengan todas consigo, por muchas ayudas que obtengan, que gran parte de eso es leyenda urbana, ni tanto ni tan poco. Normalmente son las familias de acogida las que apechugan con el tema. Pero no se debe perder la esperanza, la Mixtura es el futuro y que no nos sorprenda, aunque debo dejar claro y hacer énfasis en que Todos Vuelven. Lo digo con conocimiento de causa.

Capplannetta y la continuidad de los parques

IMG_2931

Muchas veces me he preguntado sobre el mundo o micro mundo que esconden los parques. Son un lugar donde se comparte, se pasea, se está por estar, es epicentro de fiestas populares y de tardes de verano. Para parque bonito, el que está en Sabadell (existen varios), el Parc Catalunya se llama. Es un parque grande, hermoso, florido, es un parque con césped, con lago, y con barcas, hasta una catarata tiene, es precioso. En ese parque,  mejor decir, desde ese parque, he sido conducido hacia la comisaría de policía al menos en dos ocasiones. Una por meterme en el césped con mi moto. La otra por discutir con la policía cuando una chica se cayó al lago y se puso perdida de musgo y hojarasca seca. Pero parques también hay en Cifuentes, donde viven mis padres, hay uno que lo llamaban el parque De la Parada del cuatro, y allí he vivido mi adolescencia y tengo magníficos recuerdos. También está el parque De la Fuente de Piedra, cerca de donde vivían mis abuelos, y en ese parque pasé mi infancia. Y ahora mi casa da de cara a un parque, y en ese parque hay mercadillo los miércoles por la mañana y hay una magnífica biblioteca. Sobre cómo he titulado esta publicación diré que el título proviene de un cuento de Julio Cortázar que se titula así: La continuidad de los parques, y lo he titulado así porque me sonaba de haberlo leído en otro tiempo. Ahora suenan The Rolling Stones en la radio, el tema que suena es: Waiting on a friend, en castellano Esperando a un amigo, sí, ese amigo que esperamos en los parques, en la continuidad de ellos, o donde fuere.