en el último invierno

…Todos recuerdan cuando pasabas con frío como un melancólico río queriendo volver para atrás, pero la carga y la duda pesan como unos ojos que de ensueño te embelesan, ahora vas por la calle sin amor y arrinconada de ciudad embutida en abrigo, recordarás en tu corazón quizás las caricias que se apagaron en el último invierno y verás que en la madrugada hasta el abandono tiene dueño, y cruzarás las calles apresurada tratando de volver cuando ya estabas yendo de ese mismo placer que ni muriendo te sabrá a la dulzura del último invierno, dulce en el paladar, simulacro del sueño, duende anfibio insignificante y a la vez tierno, menesteres en la cama como acicate, y yunta por juntar bueyes a la par con el traste, relojes que revientan a la hora señalada que tú elegiste, talleres de incomprensión y disparate, dale al cuerpo cien caladas empapadas en alpiste, oficina de inmigración y el payaso es el cisne, energías gastadas sin lugar para la ocasión, en el moublé de Antón nuestra pasión insiste, en el último invierno la ceguera viste y se desviste, en el último invierno la canción es miope y lleva el estribillo en ristre, en el último invierno la verdad te patea y unida ésta a la mentira patalean…

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s