salmo verdadero

Porque lo quiso de verdad Dios

desnudico nací yo en mi casa,

desnudó mi cuerpo el señor

pero quiso cobrarme el agua,

ya que en mi mente brotó un sol

no brotó flor por mi garganta

y ciego con el silencio sin voz

pero con la nostalgia sacrosanta,

a la paz desnuda no acostumbró

a los que se guían por su nostalgia,

un ajedrez sin adversarios a dos

que juegan a la misma zambra,

a este salmo verdadero pongo son

como ola del mar que se levanta.

Hubo un tiempo atrás que era yo

la alegría total de mi casa,

¿Qué esperanza rota tendré, señor?

Que he caído en la desgracia

si a este salmo verdadero doy color

pues desprecio a la falacia,

pues en una triste farmacia

buscando la paz buena de Dios,

buscando en pijama mi calma,

de psiquiatra en psiquiatra voy yo

y sigo hasta los que están de guardia,

corro la fría calle en miedo atroz

y el salmo verdadero está en casa,

debe ser por eso que el señor

ni se asoma por la ventana.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s