un lugar clandestino 

¿En qué lugar clandestino del mundo
sería oportuno ponernos a los dos?
Si cerca el uno del otro somos uno
o cada cual en paz con su ayuno de Dios,
es arrancarnos de un jardín fecundo
donde conocernos tan sólo a media voz,
es darnos de bruces con un no rotundo
y secar nuestras dudas al sol,
es como sentirme a tu lado presunto
y caminar entre cristales de presunción,
no voy a negar que fue algo confuso
amarrarse a las bridas de la desilusión,
a veces hablaba este ser mudo
en los pellizcos de la desesperación,
si lloraste yo también lloré, eso es asunto
de dejarnos llevar por el amor,
te he querido, me has querido y punto,
somos víctimas del desnudo corazón,
nunca se dieron dos latidos juntos
latiéndose en un mar de mares de pasión,
siempre habrá que curar la parte
sensible, inocente, evocadora de esta sinrazón,
es lamentar a cada hora el desastre del mundo
que nos condujo a este bendito amor,
es mejor para los dos no separarnos mucho
para encontrarnos enamorados también a la pos,
para lograr el gran milagro de ser uno
en los puntos cardinales de nuestra
canción de amor.]

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s