dar el pego

No tengo ansias para poder yo volar,

mi melancolía es de llorar en seco,

busco un sol en medio de este solar,

de ningún niño quiero ser muñeco,

perdí mi nido en los que depositar

los huevos que suenan ya a hueco,

si al fin un eco ha de sonar y sonar

oh! Dios, si me das paz juro que rezo,

la guerra del opio vino a mi hogar

y yo la eché al final de menos,

no encontré gancho donde poder colgar

las llaves de aquellos tercos empeños,

donde mis camisas se hinchan su ademán

me recorro supermercados leguleyos,

que huelen a nuevo con su Dios dirá,

caverna es con pinceladas de ensueños

en la derrota diaria donde se come pan,

mi melancolía se pudre ahora en seco

y canta la canción de la triste soledad

felicidad edulcorada calidad-precio,

y se suma a una voz enlatada en la ciudad

con un alter ego sin rastro de la otredad

de sueños de pegatina donde doy el pego.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s