dormidera doble

Tal y como tú llegaste a mí
luego te fuiste sin previsión,
es como poder verte al fin
de la grandiosa demolición,
tal vez tildarlo de por fin
ha estallado el último boom,
es hora de salir de aquí
y ponerse en el lugar del adiós,
absenta, angostura, pipermín,
son el cóctel que bebí
besando lo marchito del amor,
rabo de lagartija en ti,
pecado mortal de mi religión,
se abre la semilla en mí
pero en ti, maldita sea, no,
de qué manera persuadir
al espíritu de esta canción,
es como pretender perseguir
la sombra de mi antigua voz,
es por derecho conseguir
los términos en que aludes al sol,
que si son para el sol relucir
las únicas llagas de su corazón,
inténtalo también tú y al abrir
no te canses de alargar a dos
con una doble dormidera sin dios.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s