canción de abril

Ya está volviendo por fin todo
a su hogareña canción de abril,
catorce, segunda república, de modo,
que el veinte mi Nena, treinta para mí,
no encuentro postura ni acomodo 
y ya vuelve todo al mismo redil
(aunque las ovejas negras con apodo)
tras ese rebaño, no blanco, sino gris,
ya no migamos codo con codo,
ya no más Bilbao ni bacalao al pilpil.
Suelo hacerme muy bien el sordo
cuando me hablan de antaño,
por si acaso yo a ti te estorbo,
aunque hubo un tiempo de mejor año,
dame pan y después llámame tonto,
pues recuerda al gris rebaño
y a aquellos que se fueron pronto,
con cualquier sopa hacíamos apaño,
lejos de estiércol de teorema, dinero vil,
cerca la harina al pescaíto dando su baño
como oveja negra que vuelve al redil,
pues es tan gris aquel presente rebaño
y aquella hogareña canción de abril,
es gris la primavera sin tu verano,
es gris la mañana que nubla su fin,
es gris mi pelo volviéndose cano,
es gris mi abril si tú no estás aquí.

 

 

El mes de abril provoca sueños 
y de lluvia es su travesía,
tampoco conoce de acicalados dueños,
qué bonito es abril y también Andalucía.
El mes de abril trae el amor primero
repleto de fragancias y algarabía,
qué diferente es al mes de enero,
como nos cambia en un año la vida.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s