pequeña delicia

Mi sobrino de un año, una dulce delicia,
me ha descubierto en la mañanita
y le sacaba la lengua al sol, astro sol, 
porque ha descubierto en saliva
que también es niño Dios, niño-dios,
y que desde el cielo de allí arriba
algunas cosas parecen mentira,
mi sobrino es un poema que rima
y se deja hacer mientras mira,
él ve un alguien que le acaricia
la cara más dulce que hay en mi vida,
ahora es un lucerito con sonrisa,
y lo llevan y él se deja porque le miman,
este niño crece tan deprisa
que se acerca pronto sin andar todavía,
le gustan los animales que mira
para ellos guarda rincón desde la risa,
es comilón y a veces duerme de día,
mi pequeño es de mofletes rosados
y tiene un mundo interior de amanecida,
sus gestos amontonados y apetito de vida
hacen mi nostalgia tardía y la suya apetecida.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s