seas como seas

Ya no temo por Dios el que te vayas

ya no me preocupo seas como seas,

yo no temo ya ni a las lacónicas balas

que cuando van a darte las sorteas,

me mezo entre tus mareas bajas

y tú te bajas porque te mareas,

esperaré sentado que de tu tropiezo caigas

y que la línea dibujada por mí ni la veas,

me deshago mientras tú trabajas

y tú trabajas para cien maldito seas,

escupo para no tragarme retahílas

y tú escupes como tristes panaceas,

ya no me culpo por la sal que desangras

yo me endulzo de te quieros para que los leas.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s