viejo poema del viejo templo

Venus en el baño de mi madre 01

En el viejo templo donde huyeron las luces
Hay una canción que palidece a los hombres,
La canción se repite a todas horas, verdad eterna,
La canción es verdad eterna, verdad imposible,
Ya no pasarán los voceros por sus acordes de plomo,
La vieja canción ha caminado siglos de esperanza,
Y nadie quiere saber sobre su puerta entreabierta.
Como pervierte la vieja canción un tanto tarde
Cuando ya los pájaros ciegos se llevaron su semilla,
Cuántos sollozos guarda en sus letras de invierno,
Y cuántas verdades sabe su armonía y rima idiota.
No se sabe el día ni la hora en la que fue despreciada
Pero nadie quiere saber de su verdad frecuente.
En el viejo templo donde se fugaron las luces
Hay un cajón infinito con las miles de promesas,
Hay una palabrita tuya y otra palabrita mía,
Hay una guitarra rota de noches de sucia borrachera,
Hay un escenario de madera seco de tiempo pasado,
Hay una gaviota gris que ríe por los tristes fantasmas
Y todo espera de un silencio para que se lo lleve,
Se lo lleve todo, no se sabe si el mar o el viento,
Se sabe que ese silencio nacerá cuando la luz
Cierre sus dedos que todo tocan menos la sombra,
Todo tocan menos la sombra, mientras tanto resiste.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s