espinas en mi corazón

punzante corazon 00

Me señalarás, me acusarás con tu dedo delator en una página en el aire, pero jamás te atreverás a escribir mi epitafio en el mármol de mi lápida. Te atreverás a pegarme monigotes como sanbenitos en las canciones que suenan a mal de muchos, pero callarás cuando me veas florecer en primavera, incluso te comerás mi fruto en verano. La noche busca alivio en la patria del vino, que es el fermento en los toneles, sin embargo, mi corazón no olvida las espinas remotas de mi mañana sufriente.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s