cuando el musgo crezca sobre la piedra

Pueblo en la cabeza-montaña 00

Se ha roto el vidrio del palacio compacto, se han emancipado los bosques y yo me pregunto, ¿qué kilómetro de bullicio avivará la atmósfera viva entre tu tumba y mi tumba? Por que cuando hayamos perdido el aliento de yugo de nada servirán que nos apliquen el carbono 14 a ti y a mí sin lágrimas en los párpados. Nos morderá el polvo y seremos un recuerdo, ni un recuerdo, nos limitamos a estar vivos, quizá una sombra de risa rompió de sol en la velocidad azul de la dicha, quizá ni tú ni yo comprendamos ya que es mejor estar vivo, que los hombres tenemos que ser el agua que se enardece de carne, que las alegrías fueron pequeñas sí, pero es mejor ser un ser vivo. Ser por ejemplo una locura compartida de la que ríen sanamente los que aprietan la victoria, ser quizá una reunión informal y borrachos no temer a la resaca, pues toda vida tiene su factura posterior, que nada es gratis todo lo sabemos, que la fiesta se apaga de asfixia todos lo sabemos, cuando nuestras muertes se replieguen en las incógnitas frente a una plegaria de lo que a nadie interese, poco han de soñar nuestros musgos haciéndose vívidos en la piedra que nos concluye.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s