los pies

Pies desnudos

Los pies, bendito aquél que los aprecia, quien los masajea, los pies tienen ojos y nos soportan, unos pies son hermosura, el deleite de los fetichistas, un podólogo es un hombre serio y su trabajo da placer, un pie pisó la luna, los pies son ruidosos y silenciosos, según el calzado con que los protejas te define, un pie es sensual, el pie tiene lenguaje, usa tus pies con cuidado y cuidado también donde los pongas, los pies quietos parecen muerte adherida a ellos, los pies hablan, los pies caminan, no le busques tres pies al gato, o quizá sean cinco, los pies son divinidad, dan el primer paso a todo, por los pies se simboliza el apego y el desprecio, los pies, los pies, anatomía de la belleza, tienen horma y número, un traspié es torpeza, un tropiezo fe ciega, un pie a jugar a ser pie empieza.

carbonerito

Perrito carbonerillo

Otra foto, esta de un perrito, también colgada o compartida por mi prima María Luisa Ros Quiroga, en esta foto ponía una breve leyenda, ponía Me das un Me gusta aunque sea negro, yo esta leyenda se la he quitado, por que qué importa que sea negro cuando el perrito es lo más dulce que he visto desde hace tiempo, a parte de la foto anterior, la de la niña rezando, esta foto merece un poemario, algo así como hizo Juan Ramón Jiménez en Platero y Yo, dan ganas de tenerlo para cuidarlo, dan ganas, con esa mirada dulce, de creer en el amor, es irónico, es irónico que existan estos animales para que contemplemos que somos demasiada soberbia y orgullo, que no somos nada frente a este animalito que es el amor, el amor inocente y puro, ese amor que se pierde, otra vez digo, en todos nosotros, por que nosotros, todos, somos eso, y aspiramos a eso, entonces yo me pregunto: ¿tiene sentido lo difícil que nos hacemos la vida cuando la vida es simplemente eso? Eso es el amor, sin artificio, sin nada material, es negrita sí, pero es bello, es bello ser negro cuando emanas eso, lo puro, parece sencillo pero lo lamentable es que para lograrlo se debería nacer de nuevo, olvidándolo todo, sin nada del ayer, así es como lo lograríamos. Sin conocimiento y con pureza por doquier.

como esperando al milagro

Niña rezando

Esta foto me la apropié de una prima mía que la colgó, no sé si es su hija, es mi prima María Luisa Ros Quiroga, esta foto de por sí es una obra de arte, el ojo avizor que la capturara hizo un buen trabajo abriendo el obturador con su clic, la pureza de la niña rezando a no sé qué Dios le rezaría, su postura, su ternura, su fragilidad que consigue compadecernos, esta foto no merece ningún retoque, ningún artificio premeditado, ningún toque artístico, todo lo que le añadas o le quites sería estropearla, es la pureza en sí sola, es aquello que perdemos, no sabemos cuando, pero que todos lo reconocemos como una patria o paraíso perdido en el que no nos importaría aunque por unos minutos retornar.