Así habló Capplannetta

Comprendí entonces que debía andar mi camino en soledad, que no había minoría con la que me relacionasen, que no existía tampoco mayoría alguna, ni generación, ni colectivo, ni eso que llaman como agitación cultural, no sé de donde sacan tanta baba. Debía andar mi camino en solitario, con mis amigos de siempre, que aunque con un nivel más bajo de cultura y sin interés alguno por la lectura, ellos eran los amigos verdaderos, capaces de compartir con estos una aventura, una juerga, incluso la ilusión por las cosas sencillas, que como gentes sencillas, son las cosas verdaderas, lo demás, no valía la pena, todo era fachada, vanidad y mucha envidia entre sus semejantes, como si compitieran por ver quien llega antes, ellos creen que van a perdurar, pero solo perduran los mitos y los actos heroicos. Así habló Capplannetta, al comprender que su pasado y su presente son como el agua y el aceite.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s