Gatos chinos

Suena su Tic Tac por toda la casa, su arte Kitsch me evoca nostalgia, nostalgia de tiempos con patria metida en los huesos a conciencia, tiempos con los Tic Tac metidos en toda la indiferencia. Gatos dorados que venís de China, hechos en un taller minúsculo en Hong Kong, por un salario irrisorio, por un sueldo inhumano, con su pintura tóxica, con su negativa de la Unión Europea, gatos dorados que provenís de China, seguramente habéis sufrido mucho más que yo.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s